Pasar al contenido principal
21/07/2018

Pide ASPA a legisladores conocer necesidades de la industria

Anli Álvarez Ramirez / Martes, 1 Agosto 2017 - 17:47

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) pidió a los legisladores que antes de proponer cambiar las leyes mexicanas, imitar o seguir procedimientos utilizados a nivel internacional, justifiquen las razones y particularidades de los cambios a la normatividad que pretenden implementar.

Durante una mesa de trabajo celebrada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Francisco Gómez Ortigoza, secretario de Asuntos Técnicos de la organización sindical, habló sobre los proyectos de ley e iniciativas presentadas y discutidas recientemente por el Congreso, y que están relacionadas con competencias de la industria como son: el tiempo de servicio prestado por la tripulación y la gestión de insumos esenciales como los horarios de despegue y aterrizaje (slots).

El representante sindical citó como ejemplo una iniciativa para el aumento de horas laborales de los pilotos, que presentó como argumento principal los modelos de países como Estados Unidos y China, pero que pasó por alto el realizar una evaluación de los riesgos de fatiga en México.

Ante esto, indicó que no es posible hacer una modificación de 90 a 100 horas de vuelo si primero no se realizan estudios científicos a los pilotos para respaldar una decisión de este tipo.

“Las 90 horas que tenemos hoy las tiene que establecer el Estado; el cómo volarlas es el problema: pudiera haber 50 horas de límite y estaríamos fatigando al personal porque no sabemos cómo programarlas correctamente”, destacó el capitán Gómez Ortigoza.

No obstante, el sindicato sí considera necesario un cambio legislativo, pero abordado de otra forma, dado que las 90 horas obligatorias bajo contrato no están siendo administradas ni monitoreadas de una manera óptima.

El reclamo principal, recalcó Gómez Ortigoza, es que el Estado sea capaz de establecer normas jurídicas y así generar un marco legal de referencia sustentado en pruebas rigurosas, tal como se hizo en 1998 para formular las jornadas máximas de vuelo en el Reglamento a la Ley de Aviación.

Finalmente, la asociación sindical destacó que otras leyes y reglamentos –como los relativos a escuelas y expedición de licencias al personal técnico– también requieren ajustes para asegurar que el personal aeronáutico labore adecuadamente.

Facebook comments