Pasar al contenido principal
23/10/2018

Viajar durante el embarazo

Octavio Amezcua / Lunes, 28 Noviembre 2016 - 10:09

Viajar durante el embarazo es una preocupación para muchas mujeres, pero si su embarazo no tiene complicaciones, no hay razón para no viajar. Si se toman las precauciones adecuadas, informándose sobre cuándo viajar, vacunas y (muy recomendable) un seguro de viaje, la mayoría de las mujeres pueden viajar de forma segura durante su embarazo. Dondequiera que vaya, averigüe qué servicios sanitarios existen en su lugar de destino en caso de que requiera atención médica urgente. Es una buena idea llevar una copia de su registro médico de la maternidad (puede pedírselo a su ginecólogo) para que usted pueda dar a los médicos en su destino la información pertinente si es necesario.

Asegúrese de que su seguro de viaje cubre cualquier eventualidad, tales como cuidados médicos relacionados con el embarazo, parto, nacimiento prematuro y el costo del cambio de la fecha de su viaje de regreso si entran en trabajo de parto.

Cuándo viajar en el embarazo

Algunas mujeres prefieren no viajar en las primeras 12 semanas de embarazo debido a las náuseas y la sensación de cansancio extremo durante estas primeras etapas. El riesgo de aborto espontáneo también es mayor en los primeros tres meses, tanto si está de viaje o no. Así mismo, viajar en los meses finales del embarazo puede ser agotador e incómodo, de tal manera que muchas mujeres encuentran la mejor época para viajar o tomar vacaciones es en medio del embarazo, entre los cuatro y seis meses.

 

Aquí hay algunos consejos generales para garantizar que usted y su bebé permanezca sana durante sus viajes:

Volar no es perjudicial para usted o su bebé, pero discutir aspectos de su salud o de complicaciones del embarazo con su médico antes de volar es recomendable.

• La probabilidad de ir al trabajo de parto es naturalmente más alta después de 37 semanas (32 semanas si está esperando gemelos).

Tome nota de que algunas líneas aéreas no le permiten volar hacia el final de su embarazo. Verifique con la línea aérea para su política particular sobre este tema.

• Después de la semana 28 del embarazo, la Aerolínea puede solicitar una carta de su médico confirmando sus semanas de embarazo y que no exista riesgo de complicaciones.

• Los viajes de larga distancia (más de cinco horas) conllevan un pequeño riesgo de coágulos de sangre en las piernas (trombosis venosa profunda o TVP, de lo cual ya hablamos profundamente en otra columna). Si usted vuela, beba mucha agua y muévase regularmente (cada 30 minutos aproximadamente); puede comprar de medias de compresión en la farmacia, lo que ayudará a reducir la hinchazón en las piernas.

Las vacunas de viaje y el embarazo

Aunque en un futuro platicaremos de éste tema, debo adelantarle que algunas vacunas que utilizan las bacterias o virus vivos no son recomendadas durante el embarazo debido a que el virus o bacterias podrían pasar la barrera placentaria y dañar al bebé en el útero; las vacunas inactivadas son más seguras durante el embarazo. Si va a viajar a las áreas que requieran la inoculación obligatoria, usted debe obtenerla, ya que de acuerdo a los expertos el riesgo de contraer una enfermedad infecciosa supera por mucho el riesgo de vacunación. Tome nota de que algunos tipos de tabletas para prevenir la malaria no son seguras durante el embarazo. Para asesoramiento sobre vacunas específicas de viaje y medicamentos, consulte con su médico.

 

Comida y bebida en el extranjero, riesgos en el embarazo

Tenga cuidado para evitar molestias estomacales y diarrea del viajero que pueden ser transmitidas por la comida y el agua de dudosa procedencia. Algunos medicamentos para el tratamiento de problemas estomacales y la diarrea del viajero no son adecuados durante el embarazo. Compruebe siempre si el agua del grifo es segura, en caso de duda, beba agua embotellada. Si se enfermara, manténgase hidratada y trate de seguir comiendo por la salud de su bebé, incluso si usted no tiene apetito.

Averigüe acerca de una dieta saludable durante el embarazo, y alimentos que debe evitar. Por supuesto, las normas de las líneas aéreas no son las únicas restricciones que se deben considerar. Tome en cuenta que no tardará mucho en estar incómoda en el asiento de un avión, y será más rápido aún cuando usted está embarazada.

Como le comenté en un principio, sea realista acerca de la posibilidad de una emergencia médica y medite acerca de si realmente desea arriesgarse a comenzar con contracciones de parto durante un safari en el medio de la sabana africana; siempre que sea posible, debe evitar viajar a los lugares donde los servicios de emergencia no están fácilmente disponibles. Por último, también puede haber escuchado que la exposición a la radiación atmosférica natural durante el vuelo puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo o anomalías en el feto; a éste respecto le comento que las tripulantes de cabina de vuelo y los viajeros de negocios que vuelan cientos de veces al año pueden tener un riesgo ligeramente mayor, pero puede estar segura de que si sólo vuela unas cuantas veces al año el riesgo es insignificante.

Facebook comments