Pasar al contenido principal
23/07/2018

Implementa Ruanda drones distribuidores de sangre

Anli Álvarez Ramirez / Miércoles, 19 Julio 2017 - 15:11

La firma estadounidense de robótica Zipline se asoció con el gobierno ruandés para utilizar drones que transportan sangre desde un centro de almacenamiento hasta el hospital Kabgayi.

Los drones recorren una distancia de 5 kilómetros en 15 minutos, llevando consigo un contenedor del tamaño de una caja de zapatos con bolsas de sangre en su interior.

Una vez que el aparato sobrevuela el área del techo del hospital, deja caer el contenedor que desciende suavemente debido al paracaídas biodegradable con el que viene equipado.

El vuelo es monitoreado desde una tableta electrónica y mediante el uso de mapas 3D para cuidar que el paquete no caiga en lugares inaccesibles o se pierda.

El hospital Kabgayi es uno de los más grandes de Ruanda por lo que su demanda de sangre es mayor. Antes del dron, trasladar el líquido desde la capital Kigali (a 60 kilómetros) representaba un viaje de al menos tres a cuatro horas, demora que en ocasiones representaba la diferencia entre la vida y la muerte del paciente. Hoy, el dron médico realiza la entrega en 15 minutos.

Con el apoyo del gobierno, los inventores del dron, William Hetzler y Keenan Wyrobk, establecieron un almacén sobre una colina cercana a la ciudad de Muhanga –al cual sus creadores bautizaron como “el nido”–, a través del cual pueden hacer por lo menos 20 entregas a la semana.

Medir el impacto real del proyecto ha sido difícil puesto que el hospital tiene otras preocupaciones infraestructurales para darle un seguimiento adecuado. Sin embargo, se ha podido constatar su utilidad para asistir a madres con hemorragias postparto, una de las causas de muerte más comunes en Ruanda.

Aunque el gobierno ruandés ha recibido críticas por invertir en esta tecnología y no en más ambulancias o más personal, Zipline espera construir 14 “nidos” adicionales y obtener permiso para volar de noche. Actualmente operan 13 aparatos.

La compañía con sede en Silicon Valley quiere demostrar que los costos para el transporte de sangre se pueden reducir a medida que se expandan los vuelos.

Además, sus creadores intentan aumentar el catálogo de productos a entregar como vacunas, medicamentos para enfermedades como VIH, tuberculosis y malaria y anticonceptivos. También, han iniciado negociaciones con el Ministerio de Defensa de Tanzania para implementar este proyecto en ese país.

Facebook comments