Pasar al contenido principal
19/06/2019

Piden revocar permiso a Norwegian para operar en EU

Jorge Castellanos / Viernes, 10 Febrero 2017 - 11:44
Vocero de Trump cree que es un buen negocio para el gobierno

Una aerolínea que vuela con "bandera de conveniencia", que tiene registro en Irlanda para evitar legislaciones laborales internacionales y así pagar bajos salarios a sus pilotos, y que contradice el tratado de cielos abiertos entre Noruega y Estados Unidos, es "noruega sólo de nombre", dijeron representantes de la Asociación de Pilotos de Aerolíneas (ALPA) a medios locales.

En la víspera de la reunión del presidente Trump con altos ejecutivos del sector aéreo estadounidense, los pilotos pidieron al mandatario que revoque el permiso de operador foráneo otorgado por el Departamento de Transportes (DOT), en diciembre pasado, a Norwegian Air International (NAI), la subsidiaria de Norwegian Air Shuttle que planea operar rutas hacia los EU desde las ciudades irlandesas de Cork y Shannon, a finales de este año.

Para ello, apelaron al compromiso anunciado desde el inicio de la administración Trump, de anteponer los intereses de los EU por encima de los de otros países.

"Nos alienta y nos da esperanzas que este presidente realmente entiende nuestros problemas. Y tenemos plena confianza en que cumplirá sus promesas ", señaló Tim Canoll, presidente de ALPA.

En contraste, durante una rueda de prensa del 7 de febrero, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, sugirió que el presidente Trump estaría dispuesto a dejar operar a NAI, ya que es un negocio que conviene a los intereses de su gobierno.

“Si estoy en lo cierto, existe un acuerdo por el cual (NAI) se comprometió a tener un 50 por ciento de su tripulación y pilotos de origen estadounidense", señaló Spicer, quien añadió que Norwegian, "estaría volando aviones Boeing, por lo que es preciso aclarar que, cuando se habla de empleos en los Estados Unidos, tanto en términos de las personas que estarán sirviendo a esos aviones como de quienes los construyen, eso es una gran diferencia ".

El líder de ALPA, por su parte, calificó el argumento de Spicer como “narrativa falsa”, ya que las aeronaves Boeing que utilizaría NAI serían parte de la misma flota de su matriz, Norwegian Air Shuttle, por lo que de cualquier modo iban a ser fabricadas.

Esta proclama por parte de la representación de pilotos de las tres principales aerolíneas (Delta, United y American) sigue a una moción que presentó –en alianza con otros gremios del sector –, el 12 de enero pasado ante la representación de Washington D.C. de la Corte Federal de Apelaciones, en busca de revertir la decisión del DOT, que en su momento fue avalada por la administración de Barack Obama.

Cabe señalar que ALPA no fue invitada a la reunión de ayer entre Trump y las aerolíneas.

En lo que obtienen respuesta a sus demandas, ALPA mantiene una fuerte campaña contra Norwegian tanto en su página web como en sus redes sociales.

Facebook comments