Pasar al contenido principal
21/09/2019

Antes de la consulta, OACI conminó a México a estudiar Santa Lucía

Anli Álvarez Ramirez / Viernes, 26 Octubre 2018 - 20:00
Cooperación Técnica del organismo reiteró que no ha hecho ningún estudio de viabilidad de la opción A de la boleta

En una carta con fecha del 17 de octubre, la Dirección de Cooperación Técnica de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) reiteró su disposición para elaborar un estudio que analice la operación simultánea del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) con la base militar de Santa Lucía.

“Dicho estudio tendría un alcance exhaustivo sobre aspectos hasta ahora no analizados, y que son indispensables para asegurar que el Gobierno de México tenga información que pueda resistir cualquier escrutinio en la decisión que se tome sobre un proyecto de las dimensiones de una capital como la ciudad de México”, señaló Jorge Vargas, director de Cooperación Técnica de la OACI.

Con este escrito –dirigido al actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza–, el organismo busca dar seguimiento a un trámite iniciado por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) el 7 de septiembre pasado, donde se solicitó un estudio complementario al realizado por la OACI en 2013 (MEX/13/801) que examinó la viabilidad de Texcoco como sitio para el Nuevo Aeropuerto.

Esta es la tercera misiva que la agencia especializada de Naciones Unidas envía al Gobierno mexicano en los últimos dos meses.

En una carta anterior –fechada el 14 de septiembre–, Vargas confirmó que el oficio ASA/C/264/2018 había sido recibido con éxito por su oficina –con sede en Montreal, Canadá– y que el organismo tenía la disponibilidad de atender y efectuar el estudio solicitado.

Para el 3 de octubre, una nueva correspondencia de la OACI –firmada por el director regional, Melvin Cintron, y dirigida a Andrés Manuel López Obrador y a Javier Jiménez Espriú– confirmó que era necesario analizar con mayor detalle la interacción de operaciones aéreas en el área terminal de México, para así poder dar el aval a la propuesta de convertir la base militar en un aeródromo civil como propone el nuevo Gobierno.

Cinco días después, el 8 de octubre, el presidente electo afirmó en un video que la agencia de la ONU avalaba esta opción, justificando su afirmación a través de un fragmento del MEX/13/801.

Lo que no dijo fue que este documento concluyó que el emplazamiento de Texcoco era la opción "más adecuada" para sustituir completamente al actual AICM, y dar respuesta a los planteamientos estratégicos del Gobierno mexicano.

Pese a todo ello, al reverso de la boleta de la consulta ciudadana implementada por el equipo de transición, se afirmó que la OACI ratificó la viabilidad de la opción Santa Lucía-AICM.

consulta

El procedimiento

En el mismo escrito, Cintron le explicó al gobierno de transición que, cuando un Estado requiere asistencia en específico, debe haber una solicitud procesada por la Dirección de Cooperación Técnica  para proporcionar expertos técnicos.

No obstante, en entrevista radiofónica con Fórmula Financiera el 12 de octubre, el director para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACC por sus siglas en inglés) del organismo de la ONU aclaró que aún no se había comenzado a realizar el estudio, en vista de que aún se estaba platicando el asunto.

En una consulta con la oficina regional OACI-NACC, A21 pudo confirmar que quien debe terminar el trámite es el Gobierno actual, es decir, con la titularidad de Ruiz Esparza, en vista de que es a él a quien se reconoce como autoridad del Estado, aunque el interesado sea el Gobierno de transición.

Si el Estado acepta que la Dirección de Cooperación Técnica inicie el estudio, el organismo establece que este tomaría al menos cuatro meses y costaría 600 mil dólares. Pero esto aún no ocurre.

“La OACI no ha realizado un estudio de espacio aéreo sobre la operación conjunta de aviación civil en el AICM ni Santa Lucía, ni su capacidad operativa", concluyó Jorge Vargas.

Facebook comments