Pasar al contenido principal
19/06/2018

Viajes e Infecciones del Tracto Urinario bajo

Octavio Amezcua / Miércoles, 10 Mayo 2017 - 11:51

He recibido algunas inquietudes con respecto a las infecciones del tracto urinario bajo (ITU), que se tratan principalmente de Cistitis (infección de la vejiga) o de Uretritis (infección de la uretra). Estas infecciones afectan a por lo menos al 50 por ciento de todas las mujeres. En el caso de los hombres, estos tienen menos propensión a tener estos problemas por razones anatómicas.

Una vez que se haya contraído estas enfermedades, es mucho más probable que vuelvan a regresar. Desafortunadamente, al estar continuamente sentada durante un viaje, las posibilidades aumentan de padecer de este tipo de problema, especialmente en los trayectos largos en aviones, donde uno puede inhibirse de ir al baño para no incomodar a los demás viajeros.

En el caso de los extensos viajes en autobús o tren, uno también puede resistirse a acudir al inodoro por las condiciones higiénicas del transporte. Otros factores, como la pobre higiene personal, el debilitamiento del sistema causado por el estrés y el cansancio, pueden contribuir a que uno quiera posponer sus evacuaciones rutinarias.

Si usted ha tenido una infección urinaria antes, probablemente estará más familiarizada con las señales de alerta que salen durante el camino. Si tiene la suerte de nunca haber tenido una, es una buena idea familiarizarse con los síntomas, ya que la regla de oro para una infección urinaria es actuar rápido; mientras más rápido actúe, se puede evitar que los síntomas empeoren.

Vale la pena saber cómo reconocer los signos inminentes de una infección urinaria: malestar general, dolor o una sensación de mucho ardor (incluso en ocasiones con sangrado visible) mientras se orina, sentir que tiene necesidad de ir al baño a orinar aun cuando no lo puede hacer y síntomas similares a los de una gripe, tales como las altas sensaciones de calor o frio (comúnmente referidos como “calofríos”). Si empiezas a sentir alguno de estos síntomas, aunque sea de manera suave, es hora de seguir los siguientes pasos que mencionaré a continuación:

Esté preparada (Medicina Preventiva)

He encontrado en mi práctica médica que el mejor remedio natural para combatir las ITU son las cápsulas o píldoras de arándano, que, aunque inicialmente fueron tomadas como que no funcionaban, hoy en día son reconocidas por los médicos como un gran medio para hacerle frente a las infecciones urinarias. En mi experiencia, estas funcionan.

Podría usted tomar jugo de arándano, pero con todas las restricciones que existen hacia los líquidos en los aeropuertos hoy día, resultaría muy poco práctico. Además, para que esto surtan efecto, se requeriría de una vasta cantidad de la bebida (con su azúcar añadida). Las cápsulas de arándano resultan ser una solución más práctica y fácil de transportar, además de que hoy día estas están disponibles en muchas tiendas y farmacias a precios razonables.

El tomar una cápsula de arándano diario reduce la posibilidad de contraer una infección urinaria. Si usted comenzara a sentir alguna molestia mencionada anteriormente, entonces aumente su dosis a dos píldoras diarias (e incluso dos cada 12 horas) por los siguientes dos a tres días. Normalmente, esto será suficiente para prevenir que la infección se propague. Puede conseguir las cápsulas de arándano en casi todo el mundo, pero debido a que las molestias atribuidas a las ITU son muy grandes, le sugiero ampliamente que siempre tenga usted una cierta cantidad en casa (tienden a durar mucho y puede guardarlas en el refrigerador). Una recomendación adicional sería tomar vitamina C en dosis de 500 mg a 1g diario; eso también ayuda al tracto urinario.

Algunas recomendaciones adicionales que puede usted tener para prevenir las ITU:

· No intente aguantarse las ganas de ir al baño (aunque reconozco que no siempre es una opción).

· Use ropa interior suelta, limpia, de telas transpirables y naturales como el algodón (trate de evitar el uso de pantaletas de nylon o lycra) y no use pantalones ajustados.

· Aunque se encuentre usted en plena sintomatología de una infección, y que la última cosa que usted quiera hacer es orinar por factores de incomodidad, tiene que seguir bebiendo líquidos para poder "eliminar la infección"; no olvide hidratarse.

· Recuerde orinar antes y después de tener relaciones sexuales. Sé que no resulta romántico, pero luego resulta peor no poder tener relaciones sexuales durante varios días debido al dolor incapacitante de una infección urinaria.


Medicamentos en farmacia

Si su infección urinaria la hace sentirse muy mal, o incluso empeora después de tomar las cápsulas de arándano y seguir tomando agua constantemente, acuda a la farmacia más cercana y pídales consejo (si hay una barrera en el idioma trate de averiguar cómo decir "infección urinaria" o "cistitis", ésta última es muy universal) en el idioma local. La mayoría de las farmacias venden desinfectantes urinarios que resultan ser bastante efectivos y generalmente curan una infección urinaria común de dos a tres días. Si uno tiene en mente que tiene alta propensidad a sufrir estas infecciones antes de viajar, entonces vale la pena añadir a su lista de viaje el llevar unos medicamentos preventivos.

Vea a un médico

Si su ITU aún no desaparece, o los síntomas están empeorando, no dude en acudir al médico para que le recete el uso de antibióticos (existen varias familias de antibióticos efectivos para estas infecciones). Sin embargo, no se confíe, ni tampoco dude en actuar rápido: una infección urinaria baja puede convertirse en una infección de todo el sistema renal, lo cual la hace peligrosa.

Uno puede sufrir mucho e incluso puede acabar en el hospital. Si comienza a experimentar calambres o dolores intensos en el bajo vientre, vómitos o diarrea o sangre visible en la orina, vea a un médico tan pronto como sea posible y busque un tratamiento adecuado cuanto antes.

Facebook comments