Pasar al contenido principal
17/12/2018

Jet Lag (Descompensación Horaria)

Octavio Amezcua / Lunes, 14 Noviembre 2016 - 09:18

En columnas anteriores ya lo había prometido, por lo que ahora platicaremos del llamado jet-lag, anglisismo que en el idioma español se conoce como descompensación horaria. Jet lag se refiere a una gama de síntomas experimentados al mismo tiempo cuando nuestro cuerpo trata de adaptarse a un horario de claridad-obscuridad diferente al de casa, después de un vuelo a una nueva zona horaria. Puede afectar a personas de todas las edades y es el resultado del reloj interno del cuerpo que no es capáz de adaptarse inmediatamente a una nueva zona horaria. El jet lag puede perturbar su sueño en la noche, y hacerle sentir soñoliento y letárgico (con falta de energía) durante el día, y la mayor parte de las veces puede causar problemas de digestión. Cruzar de siete a doce zonas horarias generalmente resulta el más grave desfase que cuando se cruzan de tres a seis; el cruzar una o dos zonas de tiempo generalmente no causa problemas. Las personas generalmente reportan un desfase mayor para vuelos en dirección hacia el Este (por ejemplo, México-Europa) en comparación con vuelos hacia el Oeste, en el mismo número de zonas horarias. El jet lag no es el mismo que la fatiga general de vuelo (de la cual ya platicamos anteriormente) y no puede ser “curada” por ciertos tipos de aeronaves modernas, un asiento más cómodo, abordaje con prioridad o la clase de asiento del viaje. ¿Qué causa el jet lag?: El mundo se divide en 24 husos horarios diferentes. El reloj de 24 horas naturales de su cuerpo controla los llamados “ritmos circadianos” de 24 horas (que dependen de la secreción de hormonas por las glándulas del cuerpo y de los que platicaremos detenidamente en otra columna futura), que se interrumpen después de cruzar varias zonas horarias. Su reloj corporal influyen en su patrón de sueño y vigilia, así como los ritmos circadianos en:

  • apetito
  • digestión intestinal
  • hábitos para vaciamiento de la vejiga
  • producción de orina
  • temperatura y presión arterial del cuerpo

Su reloj corporal se establece en su hora local por la luz y la interacción social, por lo que usted está preparado para ser activo en la mañana y para ir a dormir por la noche. Si usted viaja a través de zonas horarias, puede tomar un tiempo para que se adapte a un nuevo horario de claridad-obscuridad y a la rutina diaria de su destino. Esto puede ser un problema, principalmente para los pilotos y tripulación de cabina que vuela con frecuencia a través de tres o más zonas horarias. Sin embargo, hay poca evidencia que sugiera que la salud humana a largo plazo está afectada por el jet lag. En la mayoría de los casos, los síntomas del jet lag pasan después de unos días sin la necesidad de tratamiento alguno. No muchos tratamientos han sido probados adecuadamente en ensayos clínicos, y prevenir el jet lag resulta prácticamente imposible. Los consejos a continuación son un enfoque de "sentido común" que podrían ayudar a reducir los efectos (debo decirle, algunas de estas estrategias han sido estudiadas en simulaciones de laboratorio de jet lag, pero no necesariamente se han probado en personas en situación de desfase horario tras vuelos reales):

  • Podría tratar de cambiar su rutina de sueño unos días antes de la salida y asegurarse de dormir lo suficiente antes de viajar (si va a viajar al Este, tratar de ir a la cama una hora antes de su hora habitual y si viaja al Oeste, intente ir a la cama una hora más tarde).
  • Al llegar a su destino: establezca una nueva rutina de comer y dormir en el momento adecuado para su nuevo horario, no al tiempo que generalmente come y duerme en casa.
  • Evite dormir la siesta en cuanto llegue, incluso si usted está cansado después de un largo vuelo; mantengase activo hasta que sea el tiempo correcto para dormir en su destino y así ayudará a su cuerpo a un ajuste más rápido.
  • El pasar el tiempo al aire libre, con luz natural, ayudará a su cuerpo adaptarse a un nueva rutina después de la mayoría de los vuelos.
  • Beba mucho líquido; asegúrese de está bien hidratado antes, durante y después de su vuelo.
  • Tome siestas cortas limitando el consumo de cafeína con bebidas tales como café, té y refrescos de cola y evite beber alcohol en lo posible ya que puede empeorar los síntomas del Jet-lag.
  • Haga comidas ligeras para que su digestión se vea menos afectada.
  • Mantengase activo durante el vuelo efectuando pequeñas caminatas y practique estiramiento de brazos y piernas aún estando sentado. Esto ayudará a que esté en mejores condiciones a su llegada y evitará, como ya vimos con anterioridad, el sindrome de trombosis venosa profunda.
  • Utilice en lo posible tapones para oídos y antifáz para ojos para conciliar el sueño si fuera necesario.
  • Por último, en viajes cortos, puede ser mejor permanecer en la "hora de casa" cuando haga un viaje corto (menos de tres a cuatro días); si es posible, organice actividades y sueño para coincidir con el tiempo de casa.

De acuerdo a los expertos, le puedo decir que el ritmo de adaptación completo en general es de una hora por día (es decir, si viaja usted a través de siete zonas horarias, tardará alrededor de siete días en estar completamente adaptado), aunque definitivamente puede variar mucho de una persona a otra).

Resumir el jet lag resulta un poco difícil pues es mucho lo que se podría hablar del mismo, pero espero que con ésta breve explicación y consejos pueda usted tener una mejor adaptación y disfrute de su viaje.

Facebook comments