Pasar al contenido principal
22/08/2019

SEMAR: "Ningún militar se iría a volar con poco combustible"

Ruth Arellano / Domingo, 26 Mayo 2019 - 19:29
El combustible nada tuvo que ver con el accidente en donde viajaban cinco elementos de Sedena y uno de Conafor

"Por ningún motivo un militar se iría a volar con un mínimo de turbosina. Nuestros protocolos son muy rigurosos: si vas a volar debes llevar combustible suficiente para la ida, el regreso, un mínimo de 30 a 40 minutos de reserva, más tu alterno en caso de necesitarlo (aterrizar en un aeropuerto que no es el de destino por cuestiones de seguridad o emergencia) pero nunca volamos si apenas vamos a alcanzar a llegar", explicó a A21 una fuente de las fuerzas armadas que pidió no ser identificada.

Horas antes de que el helicóptero MI-17 de la Secretaría de Marina (Semar), se desplomara sobre el municipio de Jalpan en Querétaro aproximadamente a las 3 de la tarde del 24 de mayo, el comandante de la aeronave,  Miguel Ángel Ramos Machorro, grabó un video en el que solicitó cambiar la logística de entrega de la turbosina para las aeronaves que estaban combatiendo incendios forestales en el municipio queretano, lo anterior provocó que medios y redes sociales atribuyeran esta solicitud como causa del accidente.

Según el especialista, la turbosina nada tuvo que ver con el accidente, "el comandante está pidiendo un apoyo en logística para eficientar sus operaciones, es decir, con una pipa cerca podrían hacer dos vuelos en lugar de uno, ya que uno se pierde solo en recargar combustible, logísticamente los fatiga", declaró.

“Esta aeronave consume un promedio de 800 litros de turbosina por hora. La limitante es que no tenemos turbosina aquí en el área donde estamos realizando las descargas (de agua). Sería muy importante que, de alguna manera, se acondicionara lo necesario para que una pipa de turbosina estuviera aquí en el área y nos brindara el apoyo con combustible", comunicaba el comandante de la marina (fallecido) en el video. 

Acto seguido, el piloto helicopterista explicó que debían viajar hasta el aeropuerto más cercano, es decir, el Intercontinental de Querétaro (AIQ) a cargar combustible y que éste estaba a 80 millas (129 km) y que perdían aproximadamente una hora y media de vuelo.

Por su parte,  la investigación sobre la causa probable del accidente apenas inicia y está a cargo de una Comisión Investigadora integrada por un General, un Coronel, personal de mantenimiento, pilotos del mismo escuadrón y especialistas en la materia, quienes normalmente entregan un pre dictamen al mes de sucedidos los hechos, pero tienen hasta 1 año para presentar el dictamen final. 

A bordo del helicóptero también viajaban el teniente José de Jesús Medina Santiago; el teniente Carlos del Toro Rosas, así como los marinos Misael Meneses Maldonado y Andrés Valdovinos López. Según el Sexto Informe de Labores de la Semar (2018), la Secretaría capacitó a 366 elementos entre pilotos, mecánicos y electrónicos de la SEMAR, FAM y de la Policía Federal, con el curso inicial de Tripulaciones de Vuelo, electrónico y mecánico, del helicóptero MI-17 y sus cursos recurrentes, así mismo impartió la actualización para vuelo por instrumentos para pilotos de aviones y helicópteros.

También reportó un servicio integral de mantenimiento para la primera reparación mayor a cero horas del mismo helicóptero, para atenciones del Escuadrón Aeronaval 421.

Facebook comments