Pasar al contenido principal
17/12/2018

Automatización… ¿hay equilibrio?

Juan A. José / Miércoles, 21 Noviembre 2018 - 10:25

Quiero pensar que mi interés por el tema de los accidentes aéreos no obedece a alguna tendencia morbosa de mi parte, sino a la importancia que le doy al asunto de la seguridad. Me gusta enfocarme en las causas que los provocaron. Y es que, en mi opinión, todo accidente es relevante debido a que refleja fallas, errores, omisiones, excesos, condiciones o actos intencionales que impactan negativamente en la seguridad de las operaciones y por ende en el desempeño de la actividad.

El accidente del 29 de octubre pasado de un moderno y nuevo Boeing 737 MAX 8, operado por la aerolínea de bajo costo Lion Air y despegando desde el Aeropuerto Internacional Soekarno-Hatta de Yakarta, Indonesia, llama no solamente mi atención, sino la del mundo entero incluyendo -como es de esperarse- la de los integrantes de la industria aeronáutica.

Si bien soy de aquellos convencidos de que no solamente es vano sino hasta irresponsable especular sobre las causas de un accidente aéreo sin que una autoridad competente haya emitido un reporte, me doy el lujo de estar pendiente de la información que se hace pública sobre los eventos. Mucha de ella sin duda es basura, pero alguna puede resultar sumamente congruente y por ende valiosa.

En el marco de la lamentable tragedia que me ocupa, en esta oportunidad, insisto, sin pretender caer en la arrogancia de determinar causa o asignar culpa alguna o ser cómplice de ello, voces competentes a las que personalmente doy crédito están llamando nuevamente la atención hacia el tema de la automatización en las cabinas de vuelo.

Por el conflicto con el ser humano que podría conllevar, en general, y por el papel que pudo haber jugado en este siniestro, en particular, este importante factor de riesgo que varios accidentes ya dictaminados han demostrado existe, considero que hay que comenzar a ver la automatización en la aviación desde otra óptica.

Un comentario que leí en un importante foro aeronáutico internacional siento que resume el asunto con enorme claridad y contundencia, tanto que me atrevo a compartirlo -y suscribirlo de alguna manera-:

“Por décadas se ha desarrollado a la automatización para proteger a las aeronaves de los errores humanos. Hoy día los pilotos están siendo entrenados más y más para hacer exactamente lo correcto en caso de un error en los sistemas. ¿No será que la automatización ha ido demasiado lejos? Hoy día ya no es suficiente que los pilotos vuelen la aeronave en situaciones extremas, ahora deben predecir las trampas que los sistemas automatizados les pueden poner enfrente y manejarlas. Si cometen un error o no se dan cuenta de algún pequeño detalle por ahí que el sistema pudo haber hecho, existe el riesgo que los ocupantes de una aeronave perfectamente aeronavegable sufran una violenta muerte”.

¿Será que lo anterior es cierto?

Facebook comments