Pasar al contenido principal
30/09/2020

La nueva normalidad

Francisco M. M… / Miércoles, 10 Junio 2020 - 20:28

Sin duda, el mundo entero está viviendo la mayor crisis social y económica desde la Segunda Guerra Mundial y desde luego la industria aérea es una de las que más lo está sufriendo y lo va a sufrir.

Si bien es cierto que, como ya he comentado en otros espacios, la aviación es una de las primeras industrias en sufrir cualquier crisis, también es verdad que será una de las que más pronto se recuperan y los datos empiezan a estar a la vista, aún cuando en muchas partes del mundo la crisis provocada por la pandemia sigue vigente y sigue amenazando el futuro económico del planeta entero.

El transporte de personas, carga, correo y todo tipo de artículos perecederos no ha encontrado un substituto que iguale a un avión, simplemente por su velocidad de distribución por lo que que ya estamos viendo que las aerolíneas comerciales y de carga inician poco a poco sus vuelos.

Incluso, las aerolíneas chinas ya han reiniciarlo la contratación de pilotos y aquellas otras que han despedido personal durante la crisis pronto se van a ver en la necesidad de recontratarlos conforme las operaciones se vayan regularizando.

En México, las principales aerolíneas comerciales y de carga siguen manteniendo la planta de pilotos a pesar de los problemas económicos que están pasando, conscientes quizá de que si los dejan ir difícilmente los van a traer de nuevo, debido a la consabida migración  de pilotos al extranjero por la gran cantidad de jubilaciones que se vienen y que se van a seguir dando a pesar de cualquier pandemia.

Boeing y Airbus, los mayores fabricantes de aeronaves en el mundo, siguen sosteniendo que serán necesarios más de 300 mil pilotos comerciales en los próximos veinte años, a pesar de los problemas que la industria está enfrentando ahora. El área principal de las contrataciones será Estados Unidos y Asia.

Por su parte, las más de 200 escuelas y academias de aviación de México están haciendo un enorme esfuerzo por sobrevivir, mantener a los que tienen y atraer a jóvenes alumnos que tienen el sueño de aprender a volar como profesión y hoy más que nunca necesitan el apoyo de las autoridades que bien pueden ser más rápidas, eficientes y eficaces en los procesos.

Existe la necesidad de mejorar los procesos y técnicas de instrucción, así como la relación de trabajo entre escuelas y autoridades para que esos procesos sean modernizados en beneficio de quienes van a tener en sus manos el futuro de la industria.

Es necesario acabar con la burocracia rampante y la ineficiencia en la industria aérea. La modernización hoy como nunca es un compromiso que asumirse seriamente por todos los involucrados.

La nueva tecnología en la instrucción área debe ser implantada por las autoridades, adoptada y mejor utilizada por las escuelas de vuelo, en beneficio final de aquellos que tendrán la responsabilidad futura de trabajar como profesionales de la aviación.

Facebook comments