Pasar al contenido principal
25/05/2020

Trabajadores, el mejor activo

Francisco M. M… / Miércoles, 25 Marzo 2020 - 21:51

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida. Esos son los imprescindibles” - Bertolt Brecht.

Hace apenas un par de días leí en redes y en algunos medios que nuestra línea bandera Aeroméxico estaba solicitando oficialmente un “rescate” del gobierno de México para poder sortear la crisis sanitaria y económica que hoy viven todas las aerolíneas del mundo y la industria en general.

Aunque todo es posible, honestamente dudo mucho que Aeroméxico haya realizado esta solicitud, porque está demostrando que tiene otras opciones para atravesar esta crisis, además de sabe muy bien que el gobierno no tiene ni el dinero ni la voluntad de ayudar ni a la industria aérea ni a ninguna otra, como lo ha estado demostrando últimamente.

El doctor Conesa y su equipo han reaccionado bien y rápido para enfrentar el grave problema actual, empezando con la implementación de importantes medidas al interior y siguiendo el ejemplo de estrategias financieras y operativas que han implantado las grandes transportistas del mundo, que incluyen desde luego a su socio Delta y que seguramente van a ayudar para que, al final, el daño sea el menor posible y sirva como plataforma para un nuevo despegue futuro.

Aeroméxico cuenta con todos sus trabajadores y  juntos son su mejor y más grande activo, esos trabajadores serán su verdadero rescate.

Entre ellos los pilotos de ASPA y sus diferentes delegaciones acaban de dar una muestra de madurez , inteligencia y visión de futuro, aprobando un plan de ayuda en el cual se hacen muchos sacrificios por parte de la planta de pilotos pero que garantizan la sobrevivencia de la empresa al menos por los próximos tres meses, cuando se espera que Aeroméxico pudiera estar operando al 90% de su operación normal y de ahí poder recuperarse poco a poco, pero definitivamente tal y como lo ha hecho en crisis anteriores.

Después de esos tres meses, estoy seguro que será necesario tomar otras medidas de apoyo a la empresa por lo que desde ahora el propio sindicato de pilotos debería pensar en las posibilidades que podría aportar en caso necesario, de acuerdo con la planta para asegurar el éxito y desarrollo futuros de la fuente de trabajo.

Lo anterior no es nuevo, Aerovías de México nació después de la quiebra de Aeronaves de Mexico en 1988, gracias al sacrificio de todos sus trabajadores no durante meses sino durante años y así es como, a través del tiempo, se ha desarrollado en flota y rutas hasta convertirse en una línea aérea reconocida internacionalmente, lo que ha beneficiado a miles de empleados durante los últimos 33 años desde aquella dolorosa quiebra.

Para todos los pilotos de México es momento de reflexión sobre todo lo maravilloso que la profesión ha dado a cada uno.

Son días de un alto obligado para recordar y agradecer todo aquello que nos ha ayudado a realizarnos como profesionistas y lo que la aviación nos ha dado para asegurar el bienestar de nuestras familias.

Son días para que la actual generación de aviadores pongan lo que es necesario para asegurar el futuro de su fuente de trabajo y mirar ese futuro con actitud optimista y con esperanza.

Como todas las que hemos visto, esta tormenta también va a pasar y sabemos que dejará daños inevitables pero hoy más que nunca es necesario tener paciencia, seguir actuando con buen criterio y sentido común, para asegurar la toma de decisiones acertadas y  ver el futuro con optimismo.

Mis mejores vibras para todos.

Facebook comments