Pasar al contenido principal
14/11/2019

Otra vez, “ ya merito”

Francisco M. M… / Miércoles, 16 Octubre 2019 - 21:44

 

Son tantos  los problemas que aquejan a nuestro pobre México que a muchos les puede parecer que tocar otra vez el tema del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es algo trivial, pero no es así.

Un aeropuerto internacional, técnicamente bien planeado y construido con el más moderno diseño, ofrece primero que nada seguridad y confiabilidad a los millones de pasajeros que viajan por aire cada año, y al mismo tiempo el país que lo opera recibe enormes ventajas económicas y sociales. Esto es algo que los aeropuertos más importantes del mundo están demostrando todos los días.

Desde que tengo memoria , México siempre se ha quedado en el “ ya merito” háblese de un simple partido de fútbol  o cuando se habla de lograr una verdadera democracia, infraestructura, educación, seguridad, empleos etc. Para poder brincar, ya no digamos al primer mundo, sino al menos al  famoso “quinto partido”, dicho esto en todos sentidos.

Sexenio tras sexenio la mayor parte de nuestros políticos y sus cercanos han encontrado  la manera de ver cumplidos sus mayores anhelos e intereses personales dejando atrás lo que verdaderamente importa para el país, y lo han hecho de una forma que los hace ver hiperinteligentes (lo que no son), mientas que a los ciudadanos nos hacen ver en otras latitudes como unos verdaderos idiotas, cuando somos una sociedad incapaz de ser un contrapeso dentro de la ley a decisiones que se toman, incluso, en contra del bienestar  de nosotros mismos y de nuestras familias.

Desde hace tiempo el asunto del aeropuerto de México ya no es más que una cuestión política complicada cada día por decisiones que nada tienen que ver con los verdaderos  intereses de nuestro país.

Se ha manoseado hasta el cansancio todo lo que tiene que ver con la construcción de Texcoco y la posibilidad de Santa Lucía y se ha hecho desde las más altas esferas del gobierno y ahora dejando mal y a la  vista de todos que algunos miembros del poder judicial no son tan independientes como deben ser, actuando para complacer y no para hacer valer la ley, lo que por cierto es ya un paso muy peligroso para terminar con la apenas débil democracia que tenemos.

Todo tipo de expertos nacionales e  internacionales han dicho hasta el cansancio y han probado rotundamente que el aeropuerto de Santa Lucía no va a funcionar como se espera,  que será un parche sobrepuesto a un aeropuerto militar estratégico empezando con todos sus problemas de interrelación (aeropuerto militar-civil o civil-militar) operativa, técnica y administrativa, que desde luego no solo no va a resolver el problema de congestión de tráfico de  aeronaves, sino que al mediano plazo, lo va a complicar todavía más y quizá en algún momento puede llegar a comprometer la seguridad de los miles de pasajeros que viajan a y desde México.

Por cierto, habrá  que esperar la posición de OACI al respecto a la hora de calificar la operación de Santa Lucía según su anexo 14 y como un aeropuerto militar- civil internacional, si es que al final se continúa con la construcción.

Por otro lado, mover a otro lugar parte del complejo militar estratégico de Santa Lucía que incluye las casas donde habitan los miles de militares y sus familias, unidades y escuelas militares, el depósito general de materiales de guerra y otras importantes instalaciones, va a traer muchos problemas adicionales a un alto costo en pesos y centavos.

Hay que decir que la operación de la base militar de Santa Lucía nunca estuvo en entredicho cuando “No más derroches” o “ Mexicanos contra la corrupción”  lograron los 150 amparos para evitar la construcción de un aeropuerto civil, por lo que no se puso en juego la seguridad nacional como ha dicho un juez, ya que  los amparos no afectaban ni limitaban de ninguna manera la eficiente operación de la base aérea.

La avanzada construcción del aeropuerto de Texcoco se está deteriorando rápidamente por falta de mantenimiento y no por un mal diseño o fallas de construcción como aseguran  algunos, sino porque se encuentra en el abandono y la naturaleza simplemente está haciendo su trabajo sobre todos los millones de dólares que ahí se han invertido.

Es una verdadera tristeza que el que pudo ser uno de los aeropuertos Hub más importantes y grandes del mundo, con todas sus ventajas para México, sea abandonado por una decisión que seguramente la historia va a registrar entre las peores jamás tomadas.

Por lo pronto se inicia la construcción de otro “parche” en la terminal 2 del Benito Juárez, y se sigue olvidando que no es aumentando el espacio disponible en tierra como se van a combatir el congestionamiento y demoras de aviones que están constantemente en espera en el aire mientras nuestros controladores de tráfico aéreo tratan de encontrarles una vía de acceso segura y rápida entre montañas y condiciones de mal tiempo perfectamente conscientes de que los aviones no se repelen.

Alguien ha olvidado que los aeropuertos se construyen de arriba hacia abajo y no al revés, para  evitar el efecto “ embudo”, de tal manera que se pueda lograr la más eficiente administración del espacio aéreo sobre el Valle de México, que por razones orográficas, de mal tiempo y de otro tipo son sumamente complicadas.

Para terminar el manoseo político de este asunto, nuestros altos mandos militares han aceptado mantener confidencial toda la información sobre la construcción del aeropuerto de Santa Lucía por los próximos cinco años. O sea que esta vez tampoco vamos a ver “ el quinto partido” porque se ha tomado la decisión de que los Mexicanos somos como niños chiquitos o ciudadanos de segunda, que no merecemos acceso real y total a la información.

Estoy convencido de que  todavía vamos a saber y a hablar mucho sobre este asunto, y que todavía habrá, siempre al amparo de nuestras leyes y actuando dentro de ellas,  quienes dejen oír su voz en la lucha por lograr no solo un aeropuerto importante entre otras muchas cosas que nos hacen falta, sino un mejor México para todos.

Facebook comments