Pasar al contenido principal
25/02/2020

Tardaría Boeing 6 meses en entregar MAX almacenados

Redacción A21 / Miércoles, 18 Diciembre 2019 - 20:58
Aeroméxico no teme que exista sobrecapacidad por el regreso del MAX a los cielos en la región

Una vez que Boeing tenga la recertificación de su modelo de avión B737 MAX, la compañía podría tardar hasta seis meses, como mínimo, en entregar todos los aviones que ya construyó pero que tiene en tierra, señalaron especialistas.

Esto debido a que Boeing tiene la capacidad de entregar un máximo de 70 aviones por mes a sus clientes y ha construido cerca de 400 unidades 737 MAX desde que estos aviones dejaran de volar en marzo de 2019.

Este calendario de entregas se basa en la situación hipotética de que Boeing mantenga temporalmente apagada la cadena de producción de los aviones MAX, como será el caso a partir del 1 de enero de 2020.

Hasta este momento, la compañía estadounidense había construido a un ritmo de 42 aviones por mes, almacenándolos en sus instalaciones a través de los Estados Unidos.

Hay riesgo de sobrecapacidad con el regreso del MAX

En Europa y Asia, el crecimiento de la demanda de viajes no ha sido tan alto en los últimos meses, debido a una economía pausada, lo que ha incrementado el riesgo de que exista una sobrecapacidad en el mercado aéreo una vez que se dé el regreso de los aviones MAX.

“Las aerolíneas en Europa están bastante felices con el retraso de las entregas puesto que les elimina una capacidad extra en el mercado en un momento en el que la economía es lenta” señaló Daniel Roeska, analista de la firma Bernstein a Reuters.

Por ejemplo, en Asia, la Asociación de Aerolíneas de Asia-Pacífico apuntó que la demanda de pasajeros creció 3.5 en octubre, lo que representó una caída con respecto al 6.2% registrado en 2018.

En México, Grupo Aeroméxico (una de las cuatro operadoras del MAX en América Latina) señaló que no está preocupada por una posible sobrecapacidad.

“Se va a recuperar la oferta de asientos de la compañía, con lo cual podrá reforzar destinos y frecuencias, y con ello retomará su planeación para seguir garantizando la conectividad. Todo lo relacionado con el regreso de los MAX es positivo para Aeroméxico y la industria a nivel global indicó la compañía a A21. 

Facebook comments