Pasar al contenido principal
16/11/2019

Boeing y Airbus compiten para el vuelo más largo del mundo

Daniel Martíne… / Viernes, 18 Octubre 2019 - 12:31
Sindicatos están preocupados por la seguridad de las tripulaciones en vuelos de ultra largo alcance

Hoy, Qantas despegó el primero de sus tres vuelos de prueba del Proyecto Sunrise, con el cual está estudiando una conexión de ultra largo alcance entre Nueva York y Sídney, un viaje de casi 16 mil kilómetros, que tomaría hasta 20 horas sin escala.

Estos tres vuelos serán operados con un nuevo B787-9 Dreamliner con capacidad para máximo 40 personas, incluida la tripulación, para minimizar el peso y tener suficiente autonomía para cargar con el combustible.

Qantas Dreamliner

Sin embargo, mientras Qantas y Boeing ya trabajan en estos vuelos de estudio, Airbus plantea una nueva alternativa: el A350-1000 con una mayor capacidad de peso al despegue (MTOW, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con datos obtenidos por el medio Flight Global, Airbus actualmente oferta su A350-1000 con un MTOW de hasta 319 toneladas, es decir, tres toneladas más que el diseño original.

Esto permitiría aumentar la capacidad de combustible del avión en 2% para albergar hasta 159 mil litros, lo que incrementaría su rango de vuelo a 16 mil 112 kilómetros (originalmente era de 15 mil 500).

a350-1000

Con este incremento en su MTOW, Airbus ahora tendría dos modelos de avión que Qantas, y otras aerolíneas interesadas en vuelos de ultra largo alcance, podría utilizar para su conexión Nueva York-Sídney. El otro modelo es el A350-900ULR.

Este modelo tiene una capacidad de combustible de hasta 165 mil litros, pero su capacidad es de 173 asientos para poder tener un rango de hasta casi 18 mil kilómetros, mientras que el A350-1000 puede transportar entre 350 y 400 pasajeros.

Boeing, en cambio, además del B787 Dreamliner, también está trabajando en el diseño del B777X. Sin embargo, esta aeronave aún no está lista y ha sufrido retrasos en su diseño y certificación (en parte debido a la actual crisis de la familia MAX).

Pese a estos vuelos de prueba, la Asociación de Pilotos Australianos e Internacionales (AIPA), principal sindicato de Qantas, está preocupada sobre los posibles riesgos de llevar a cabo un vuelo de tan larga duración, sobre todo, con el factor de la fatiga.

“De llevarse a cabo, este vuelo sería un territorio desconocido en la aviación comercial: esperar que los pilotos firmen y completen sus chequeos previos al vuelo en Sídney, antes de despegar en un vuelo que recorra la mitad del planeta y entonces aterrizar en uno de los aeropuertos más concurridos del mundo señaló AIPA en un comunicado.

El sindicato recordó que los pilotos ven los vuelos a través del prisma de la seguridad y es importante observar cómo las tripulaciones administran sus rutinas en vuelos de ultra largo alcance.

“Desde la perspectiva de un piloto, el tema clave es asegurarse que, al final del vuelo, la tripulación esté alerta y capaz de funcionar con un rendimiento óptimo” señaló el organismo. 

Facebook comments