Pasar al contenido principal
20/11/2019

Boeing hizo suposiciones erróneas durante el desarrollo del MAX

Redacción A21 / Jueves, 26 Septiembre 2019 - 15:15

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) de los Estados Unidos emitió un informe con recomendaciones de seguridad a la Administración Federal de Aviación (FAA) relacionadas con la investigación de los accidentes de aeronaves Boeing 737 MAX de Lion Air y Ethiopian Airlines.

Estas recomendaciones derivan de la examinación por parte de la NTSB a las evaluaciones de seguridad realizadas como parte del diseño original del software Manouvering Characteristics Augmentation System (MCAS) en el 737 MAX de Boeing.

A través de un comunicado, el organismo estadounidense externó su preocupación en el tema, y enfatizó que las evaluaciones de seguridad deben mejorar, dado que se utilizan continuamente en la certificación de diseños de aeronaves actuales y futuras, así como de los sistemas que las integran.

“Vimos en estos dos accidentes que las tripulaciones no reaccionaron de la manera en que Boeing y la FAA asumieron que lo harían. Estos supuestos se utilizaron en el diseño del avión y hemos encontrado una brecha entre los supuestos utilizados para certificar el MAX y las experiencias del mundo real de las tripulaciones, donde los pilotos enfrentaron múltiples alarmas y alertas al mismo tiempo”, dijo Robert Sumwalt, presidente de la NTSB.

El informe establece que la FAA debe utilizar herramientas y métodos más robustos para llevar a cabo la validación de suposiciones sobre la respuesta de los pilotos frente a fallos de las aeronaves. Asimismo insta la acción en tres áreas con el objetivo de mejorar la seguridad de los vuelos.

La primera de ellas es que se asegure que las evaluaciones de seguridad para el 737 MAX, además de otros aviones de la categoría de transporte civil, consideren el efecto de las alertas e indicaciones en la respuesta de los pilotos y se atiendan huecos en el diseño, procedimientos y/o entrenamientos.

La segunda recomienda el desarrollo e incorporación de herramientas y métodos para validar los supuestos sobre la respuesta del piloto frente a fallas de las aeronaves como parte de la certificación de los diseños.

La última aborda la incorporación de herramientas para el diagnóstico del sistema MCAS, con el fin de presentar de manera más clara las indicaciones de fallo a los pilotos y se mejore su respuesta.

Actualmente el equipo de investigadores de la NTSB continúan apoyando en las investigaciones de ambos accidentes, y se espera que los informes sobre ambos eventos saquen a la luz más hallazgos y se generen nuevas recomendaciones.

Facebook comments