Pasar al contenido principal
18/12/2018

Voom, creada por Airbus, llega a la CDMX con taxis aéreos

Daniel Martíne… / Miércoles, 7 Marzo 2018 - 19:31
La compañía comenzará operaciones en tres helipuertos en la ciudad y uno más en Toluca

La empresa Voom comenzó a operar, a partir de hoy jueves, su servicio de taxi aéreo que permite volar entre cualquiera de los cuatro destinos que poseen actualmente: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el Helipuerto en la calle de Montes Urales, el Helipuerto de Interlomas en Huixquilucan y el helipuerto del Aeropuerto de Toluca, en el Estado de México.

Voom nació con la idea de ofrecer un servicio de movilidad aérea que ayude con la congestión y el tráfico. La primera ciudad en la que comenzaron a operar fue Sao Paulo, Brasil, en abril de 2017. Tras un análisis de 500 ciudades, la empresa eligió su siguiente destino, la Ciudad de México, señaló Uma Subramanian, CEO de Voom, en entrevista para A21.

Esta compañía (la cual pertenece a Airbus y a su incubadora A3 de Silicon Valley, en Estados Unidos) tiene como objetivo a corto plazo consolidarse en la Ciudad de México, aumentar la flota de helicópteros ofertados y el número de destinos. En la mira de Subramanian y Lecuona están las zonas de Santa Fe, Perinorte, El Pedregal y Reforma, principalmente, pero no descartan llegar a otras ciudades cercanas a la Ciudad de México, como Cuernavaca.

 

De Reforma al AICM en minutos

Los costos de los vuelos variarán de acuerdo con las distancias que viajen los pasajeros. Por ejemplo, si van de Interlomas o Montes Urales al AICM, el precio es de 2 mil 500 pesos más IVA, mientras que los trayectos a Toluca tendrán un costo de alrededor de 4 mil pesos más IVA, señaló Rodrigo Lecuona, City Manager de Voom en la Ciudad de México.

En promedio, los trayectos durarán entre 7 y 20 minutos, además de que los pasajeros tendrán que estar 15 minutos antes de su vuelo en el helipuerto correspondiente para abordar el vehículo.

Voom funciona como las plataformas de viajes on-demand, como Cabify o Uber. Sin embargo, se distingue de este tipo de empresas en el aspecto de que tanto los helicópteros como los helipuertos que utilizan están regulados por las entidades correspondientes, en el caso de México, por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

La empresa tiene colaboración directa con el organismo de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), a quien ven como un aliado que les ha permitido arrancar este proyecto, señaló Lecuona. “La infraestructura de ellos es muy vasta y es más que suficiente para atender las operaciones que tenemos.”

 

Pilotos experimentados

Los pilotos de los helicópteros cuentan con más de mil 500 horas de vuelo, mientras que los copilotos tienen un mínimo de 500 horas de vuelo. Voom inicia operaciones con cinco aeronaves (pertenecientes a dos empresas mexicanas distintas, Pegaso y ASESA), modelos H130 y Bell 407.

Debido a la altura de la Ciudad de México, cada vuelo podrá transportar hasta 5 pasajeros, que podrán subir con hasta dos bolsas de mano, maletín o mochilas y una maleta de equipaje, equivalente a los que se pueden subir a cabina durante los vuelos comerciales en un avión, señaló Subramanian.

También, a mediano plazo podrían introducir vuelos turísticos que permitan a la gente sobrevolar la Ciudad de México sin que esto implique moverse de un punto a otro. Este modelo ha funcionado muy bien en Sao Paulo. Y a largo plazo, Voom busca que el mercado mexicano se adapte al transporte aéreo antes de la llegada de los vehículos autónomos, los cuales volarán, de modo experimental, para 2023, y ya de forma comercial, para 2028, estimó la CEO.

A nivel internacional, Voom continuará con sus estudios en otras ciudades para ver en cuáles se insertaría mejor su modelo de negocio. Los objetivos más próximos están en Asia, en ciudades como Manila y Yakarta.

Al respecto de la capital de indonesia, Subramanian contó la historia de cómo el presidente de aquel país decidió caminar por las calles congestionadas de su país cuando el tráfico no le permitía llegar a tiempo a un evento en el que era el invitado de honor.

En urbes como éstas, con problemas severos de tráfico, Voom tiene su futuro nicho.

 

Facebook comments