Pasar al contenido principal
01/06/2020

En 2019, crisis MAX, Sistema Aeroportuario, y el flygskam

Redacción A21 / Martes, 31 Diciembre 2019 - 10:04

El 10 de marzo de 2019, el vuelo ET302 de Ethiopian Airlines entre Addis Abeba (Etiopía) y Nairobi (Kenia) se accidentó, dejando un saldo de 157 personas fallecidas. Éste fue el segundo accidente, en menos de seis meses de un avión modelo B737 MAX, lo que derivó en que las autoridades regulatorias a nivel mundial pusieran en tierra a esta familia de aeronaves.

Boeing trabajó a lo largo del año en una actualización para el software Maneuvering Characteristics Augmentation System (MCAS), posible causa probable del accidente del vuelo 302, así como del JT610 de Lion Air en octubre de 2018. El objetivo de la compañía estadounidense era recertificar su familia de aeronaves para que éstas pudieran operar comercialmente, nuevamente.

Sin embargo, a lo largo de 2019, Boeing tuvo que postergar la recertificación de sus aeronaves, mientras reducía su producción de nuevos aviones MAX de 52 mensuales a 42. Eventualmente, en diciembre, la compañía anunció que detendría su producción a partir del 1 de enero de 2020 y ratificó la salida del CEO, Dennis Muilenburg.

Por su parte, en México, el gobierno federal presentó y puso en marcha el Sistema Aeroportuario Metropolitano, con el cual buscarán solucionar la congestión del espacio aéreo en la Zona del Valle de México.

El Sistema estará compuesto por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT) y el futuro Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL). Sin embargo, diversos organismos nacionales e internacionales han expresado sus dudas y temores con respecto al funcionamiento de este plan.

Finalmente, una nueva tendencia ecologista tuvo su auge en Europa durante este año: el flygskam, o vergüenza de volar.

Impulsada por la iniciativa de la joven sueca Greta Thunberg, la vergüenza de volar busca concientizar sobre el impacto que tiene la industria aérea en la emisión de CO2 a la atmósfera: el 2.5% de todas las emisiones a nivel mundial provienen de los vuelos de los aviones. Por lo tanto, diversas organizaciones en Europa buscaron que la gente dejara de volar en rutas domésticas y utilice otras alternativas como el tren.

Por su parte, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional ha iniciado una campaña para mostrar los avances que se han logrado en materia medioambiental desde inicios del siglo XX.

Facebook comments