Pasar al contenido principal
07/12/2019

El rey piloto: la historia de Guillermo Alejandro

Redacción A21 / Jueves, 21 Noviembre 2019 - 20:00

El rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos ha tenido, además de sus funciones reales (las cuales ostenta desde 2013) otra profesión: es piloto comercial que, durante algunos años, trabajó con la aerolínea KLM.

En 2017 se reveló que durante dos décadas, el rey neerlandés ha trabajado intermitentemente como piloto en la aerolínea bandera de Países Bajos. Si bien, aunque esto ya es información pública, los pasajeros no saben cuando Guillermo Alejandro está en una cabina.

De acuerdo con el portal oficial de la Casa Real, en 1985 el rey obtuvo su licencia de piloto privado (segunda clase), seguida de su licencia de piloto comercial (con calificación de instrumento) en 1987. Asimismo, señalan que mientras estudiaba, recibió su licencia teórica B1/B2, lo que le permitió volar como voluntario en Kenia.

Sin embargo, para mantener válida su licencia comercial, el rey tenía que trabajar como cualquier piloto. De ahí que consiguiera un empleo con KLM (por cierto, las siglas en holandés de KLM significan Aerolínea Real Holandesa).

“Tienes un avión, pasajeros y tripulación. Usted tiene la responsabilidad de ellos, no puede llevar sus problemas desde el suelo a los cielos. Puedes desconectarte por completo y concentrarte en otra cosa. Eso, para mí, es la parte más relajante de volar”, declaró el rey al periódico The Guardian.

Así, Willem-Alexander volaba los aviones Fokker 70 para KLM. No obstante, la aerolínea decidió reemplazar su flota de aviones Fokker por lo que el rey tuvo que obtener una licencia para operar con aviones B737.

En junio de 2017 la obtuvo, lo que le ha permitido operar con la aerolínea como piloto invitado. Hasta el año pasado, el rey voló regularmente para la aerolínea en al menos dos servicios por mes.

Facebook comments