Pasar al contenido principal
17/12/2018

Primera Air va a la quiebra

Redacción A21 / Lunes, 1 Octubre 2018 - 13:34

La aerolínea escandinava Primera Air informó que, a partir de la medianoche del 1 de octubre, cesará todas sus operaciones y entrará en un proceso de administración, con lo que oficialmente declara la bancarrota tras 14 años de operaciones.

El primer aviso de que la empresa pasaba por este proceso fue a través de un comunicado interno en el que Anders Ludvigsson, director de Operaciones de Vuelos de Primera Air Nordic y Primera Air Scandinavia, informó a sus colegas que ambas líneas aéreas se declararían en bancarrota el 2 de octubre.

Poco después de la filtración del memorando, la línea aérea emitió un breve comunicado en el que confirmó la falta de de liquidez de ambas empresas (códigos IATA PF y 6F).

“Estoy seguro de que hay muchas razones, sin embargo los altos costos de las aeronaves con corrosión el año pasado, así como los retrasos en las entregas de los nuevos aviones Airbus llevaron a gastos aún más altos en arrendamientos húmedos y cancelaciones, lo cual, al final fue mucho para ambas aerolíneas, señaló Ludvigsson.

Primera Air bancarrota

Posteriormente, la aerolínea publicó en su página de Facebook un estado en el que señaló que los últimos dos años,una serie de eventos imprevistos y desafortunados afectaron severamente el estatus financiero de Primera Air”.

“En 2017, la compañía perdió uno de sus aviones debido a problemas de corrosión severa y tuvo que cargar con el costo total de su reconstrucción, el cual resultó en una pérdida de más de 10 millones de euros”, señaló.

A lo largo de este año, la low-cost danesa enfrentó una serie de retrasos en la entrega de su nueva flota de aviones A321neo, la cual ocasionó problemas operacionales, cancelaciones, pérdida de ganancias y obligaciones con los pasajeros. Todo esto se tasó en un pérdidas adicionales de 20 millones de euros.

De acuerdo con Flightradar, Primera Air contaba con una flota de 15 aeronaves: cinco A321neo, dos B737-700 y ocho B737-800.

Durante los últimos meses, la empresa había anunciado el lanzamiento de nuevas rutas transoceánicas con sus A321neo, como por ejemplo sus conexiones desde Madrid y Berlín a Newark, Boston y Toronto, las cuales comenzarían en julio de 2019.

“Obtuvimos los permisos, volamos los vuelos, tuvimos buenas calificaciones de los pasajeros. En otras palabras, cumplimos con nuestra parte de la misión. Los aspectos financieros y comerciales no los pudimos influenciar”, finalizó Ludvigsson.

La empresa contaba con muchas bases desde donde lanzó operaciones de bajo costo a través de su red europea y norteamericana. Por ejemplo, operaba desde los aeropuertos de Stansted (Londres), Arlanda (Estocolmo), Keflavík (Islandia), Gotemburgo (Suecia), Copenhague (Dinamarca), Charles de Gaulle (Francia) y Birmingham (Inglaterra).

Desde la base aérea londinense, Primera Air mantenía operaciones regulares a Washington, Boston, Nueva York y Londres.

De origen danés, Primera Air nació en 2003 con el nombre original de JetX. Adquirió su segundo nombre en 2008 cuando la empresa Primera Travel Group la adquirió.

Facebook comments