Pasar al contenido principal
17/07/2019

Cuestiona despacho demandante presencia del tercer piloto en #Vuelo2431

Francisco Pazos / Lunes, 17 Septiembre 2018 - 09:11
Aerolíneas deberían informar a viajeros sobre sesiones de entrenamiento: Corboy & Demetrio

 

Thomas Demetrio, cofundador del despacho de abogados que representa las demandas de 15 pasajeros del vuelo 2431 de Aeroméxico Connect que sufrió un accidente en Durango, cuestionó que un tercer piloto en entrenamiento haya ejecutado las primeras maniobras de despegue del Embraer 190 aquel 31 de julio.

“Es muy inquietante para mí saber que un piloto en entrenamiento estuviera al mando de este avión en el despegue inicial (…) ya sea autorizado o no, esta práctica debe terminar”, señaló el abogado de Corboy & Demetrio, bufete que representa a residentes de Estados Unidos que viajaban a bordo de la aeronave que quedó destruida tras el accidente.

Consultado sobre los avances que la Comisión Investigadora de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) dio a conocer el 5 de septiembre pasado, Demetrio consideró que los clientes de las aerolíneas deberían ser informados por éstas cuando se permita a pilotos en entrenamiento operar vuelos regulares.

“La analogía que hago es que cuando uno va a un hospital de enseñanza para una cirugía, es ampliamente conocido que los residentes y becarios participan en el procedimiento. Los usuarios de servicios aéreos no tienen conocimiento de que las aerolíneas están entrenando pilotos con aviones llenos pasajeros y en condiciones climatológicas adversas”, abundó el abogado.

La demanda (de la que A21 tiene una copia) reclama probables actos de negligencia, omisiones, lesiones y daño patrimonial cometidos por Aerovías de México SA de CV (Aeroméxico) y Aerolitoral SA de CV (Aeroméxico Connect). Los afectados exigen el pago mínimo de 50 mil dólares, sin considerar los intereses y costos judiciales que el juicio pueda generar.

Sobre las causales del litigio, la firma ennumeró –en el inciso 11 del texto– algunas de las omisiones y negligencias en las que Aeroméxico y Aeroméxico Connect pudieron haber incurrido, tales como: no ejecutar una maniobra adecuada de despegue; no obtener la suficiente velocidad aerodinámica y en pista para el despegue, o no monitorear adecuadamente las condiciones del viento antes del despegue.

Además, por pérdida de control en el ángulo de despegue (movimientos pitch, yaw y attitude); intento de una maniobra de despegue en condiciones de viento inseguras; fallos al corregir las condiciones de viento durante el despegue, y fallo al no mantener el control operacional seguro y adecuado de la aeronave para evitar un incidente.

Fue el 6 de agosto pasado cuando Corboy & Demetrio anunció que 11 pasajeros de origen mexicano, que viajaban en el vuelo AM 2431 pero residen en la Unión Americana, presentaron sus demandas ante un tribunal del condado de Cook, en Illinois. Para el 11 de agosto, otros cuatro usuarios sumaron litigios en contra de la aerolínea.

El 8 de agosto pasado –y como A21 lo adelantó–, el juez John P. Callahan otorgó una Orden de Protección derivada de una Moción de Emergencia para que Aeroméxico y Aeroméxico Connect protegieran la evidencia del accidente.

Durante la presentación de los avances de la investigación, el representante de la compañía fue cuestionado sobre la evolución de las demandas en los EU, sin embargo, se negó a ofrecer detalles bajo el argumento de que se trata de indagatorias abiertas y en desarrollo.

Facebook comments