Pasar al contenido principal
22/01/2021

Ofrecen 1,900 mdp por avión presidencial

Jorge Castellanos / Jueves, 23 Agosto 2018 - 19:02

Gustavo Jiménez Pons entregó al futuro gobierno federal una carta de intención para adquirir el avión presidencial Boeing 787-8 Dreamliner, por el que estaría dispuesto a pagar hasta mil 900 millones de pesos (mdp).

La oferta fue presentada por el empresario hoy por la tarde en la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a nombre de GBS Air Enterprises, compañía de renta, venta y arrendamiento de aviones y helicópteros.

AMLO
Fuente: Acustik Noticias (captura de pantalla).

De acuerdo con Reforma, esta compañía prevé utilizar la aeronave matrícula TP01 como taxi aéreo VIP con un costo de 20 mil pesos la hora, servicio que pondría a disposición del próximo mandatario en caso de que lo requiriera para sus actividades.

“Por el interés de nuestra nación, incluimos la propuesta de poner a disposición del Ejecutivo y del gobierno de México este avión para que, en su calidad de presidente, pueda hacer uso de la aeronave para asistir a los compromisos internacionales que lo ameriten”, apuntó Jiménez Pons.

Añadió que también tiene la intención de rentar el hangar presidencial para el resguardo del "José María Morelos y Pavón", pues de lo contrario tendrían que llevarlo a algún aeropuerto de Estados Unidos. 

El presidente y dueño de GBS reconoció que en la presentación de esta oferta influyó su parentezco con Rogelio Jiménez Pons, quien ha sido nominado por López Obrador para ocupar la cartera del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur).

En la carta de intención se lee que GBS estimó el precio real de la aeronave en 125 millones 45 mil dólares, incluyendo las adecuaciones que solicitó el actual gobierno federal. Por su parte, el Presupuesto 2018 de la Federación muestra un costo total de siete mil 560 mdp en un esquema de financiamiento a 15 años, del que hasta este año se estaría cubriendo más de 2 mil 430 mdp.

Finalmente, Jiménez Pons expresó su intención de comprar otras aeronaves del gobierno federal, sin especificar cuáles.

Desde su triunfo electoral, el presidente electo ha reiterado en varios foros que no utilizará ninguna de las más de 20 aeronaves que conforman la flota presidencial, y ha dicho que serán puestas a la venta al tomar posesión.

Facebook comments