Pasar al contenido principal
20/09/2019

Aerolíneas mexicanas avanzan hacia gestión automatizada de equipaje

Francisco Pazos / Viernes, 6 Julio 2018 - 12:29
En promedio sólo hay 3 equipajes mal manejados por cada mil; incorporar tecnología es el reto

Las aerolíneas mexicanas reportaron en promedio durante 2017 tan sólo tres equipajes mal manejados por cada mil. Incluso, hay compañías nacionales cuya media anual es de tan sólo un equipaje mal manejado por cada mil, de acuerdo con cifra de la empresa SITA.

Sin embargo, las cifras del sector nacional no muestran un avance tecnológico aparejado, pues las aerolíneas y aeropuertos del país apenas transitan por una primera etapa para la gestión tecnológica del equipaje de sus clientes.

Miguel Lei, director ejecutivo para Aerolíneas y Gobierno de SITA, explicó que el crecimiento a dos dígitos que ha mostrado el mercado aéreo en México planteará retos debido a índices cada vez mayores de conectividad y transportación de pasajeros y sus equipajes.

“No porque estemos debajo del promedio mundial (indica que) no tenemos espacio para mejorar. Aerolíneas internacionales que son clientes de SITA, con 0.7 equipajes mal manejados por cada mil, han hecho grandes inversiones en términos de seguimiento de equipaje y han visto resultados de hasta 30% menos en su gestión de equipaje mal manejado”, aseguró.

Lei explicó en entrevista con A21, que la evolución para lograr una gestión integral y tecnológica del equipaje contempla tres etapas; entre estas, la industria aérea nacional transita por la primera, en la que apenas, aerolíneas y grupos aeroportuarios comienzan a plantear la evolución.

A la fecha, incluso en terminales como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el Aeropuerto Internacional de Cancún, los dos con el mayor flujo de pasajeros en el país, el manejo del equipaje se hace de forma manual, desde que se deja en los mostradores, hasta que se coloca en la panza del avión.

“Las aerolíneas mexicanas tienen mucho interés en pasar de estos procesos manuales a la automatización con nuevas herramientas de reconciliación de equipaje”, indicó el directivo de SITA. Actualmente, cuando un pasajero deja su equipaje en los mostradores de las aerolíneas, sus pertenecías viajan en las bandas de traslado del aeropuerto e ingresan a una zona de confección de equipajes en la que se implementa un proceso conocido como bingo card.

Este proceso implica que el personal de confección de equipaje de cada aerolínea, o un tercero contratado para esta labor, lo identifica en la bingo card con la etiqueta que al check-in se le colocó al equipaje. Posteriormente, las maletas y otros objetos se montan en un carro transportador hasta la panza del avión.

“Así se puede conciliar entre el equipo de confección y el de la aerolínea cuántos equipajes fueron recibidos y cuantos equipajes fueron confeccionados en los carritos, finalmente cuántos fueron colocados dentro del avión”, abundó Lei.

Pasajero

Siguientes etapas: rastreo de equipaje y digitalización

La evolución de los procesos manuales con los que se gestiona el equipaje en los aeropuertos y por las aerolíneas alcanza una primera etapa con la simple implementación de un proceso de escaneo del código de barras de cada equipaje. Por este proceso avanzan las aerolíneas mexicanas.

Más avanzadas están las aerolíneas internacionales que operan en México, concretamente en la Terminal 1 del AICM, en donde las compañías ya implementan sistema de tracking de los equipajes de sus clientes.

“Estas herramientas más allá de la automatización ofrecen datos estadísticos, ofrecen la ubicación precisa del equipaje en cada momento e incluso dentro del avión, lo que permite a las aerolíneas dar servicios diferenciados, por ejemplo, para los pasajeros preferenciales, para que su equipaje se saque con prioridad”, destacó el directivo de SITA.

Pero consolidar el paso de la automatización no es suficiente. La segunda etapa consiste en compartir la información con todos los jugadores del ecosistema: aerolíneas, aeropuertos, autoridades e incluso con el aeropuerto de destino.

Finalmente, el tercer paso, explicó Lei consiste en la digitalización de la información para que incluso los pasajeros conozcan el estatus de su equipaje durante todo el proceso y puedan seguirlo a través de dispositivos móviles, ya mediante aplicaciones, notificaciones o un correo electrónico.

“Se que las aerolíneas más importantes de México ya están haciendo investigación, por lo menos a nosotros todas las aerolíneas nos han preguntado cuál es la tecnología disponible, sus beneficios y los costos referenciales”, aseguró.

El promedio mundial de 2017 fue de 5.57 equipajes mal manejados por cada mil transportados, de acuerdo con el Reporte de Equipaje 2018 de SITA, lo que significó 22.7 millones de pertenencias de pasajeros que no fueron entregadas a tiempo o tuvieron retrasos y costos para las aerolíneas por dos mil 300 millones de dólares.

Facebook comments