Pasar al contenido principal
25/08/2019

Construir juntos la aviación en México

Rodrigo Soto-Morales / Martes, 5 Marzo 2019 - 21:02

Twitter: @rsotomorales

Pareciera que el actual régimen quiere matizar y suavizar su talante autocrático, o al menos la percepción que genera mediante sus discursos como el que tuvo lugar el pasado jueves 28 de febrero durante la Aviation Summit organizada por IATA, Canaero, ALTA, ACI y otros.

Se agradece que el gobierna pula su discurso y reafirme su compromiso de desarrollo en tres cosas concretas: la creación de la Agencia Federal de Aviación; la apertura a los agentes de la industria para hacer una política aeronáutica escuchando a todos los interesados y el reconocimiento de la urgencia de resolver el problema de la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El evento resultó un bálsamo para las relaciones institucionales entre la SCT y los directivos de los principales operadores. El tema es que como dice el refrán popular: “La procesión va por dentro”. Ojala verdaderamente se logre una pronta definición de cuál va a ser la infraestructura por la que se va apostar para resolver el problema de saturación y conectividad que representa la cancelación del NAIM: Tizayuca, Toluca, Santa Lucía, AICM o todos juntos.

Como apunté en mi colaboración de la semana pasada, aún no contamos con estudios, diagnósticos ni definiciones. Mientras el gobierno no muestre estudios y datos duros, la cifra propuesta de 140 millones de pasajeros para el Sistema Metropolitano de Aeropuertos es un número, nada más, señaló Peter Cerdá de la IATA durante la primera conferencia de prensa del evento.

Algunas conclusiones claras de la Aviation Summit fueron: 1) Trabajar juntos en y con una misma agenda; 2) Apostar a la tecnología para la facilitación; 3) Las cargas tributarias en torno a la operación aérea debe disminuir; 4) Nuevos productos turísticos; 5) Aumentar la calidad y capacidad de la infraestructura; 6) Con relación a esto último: urge saber con cuál infraestructura se va a contar cuanto antes en Ciudad de México.

Durante todas la intervenciones se señaló de forma transversal que el telón de fondo de la aviación siempre es y será la seguridad (Safety & Security) así como la viabilidad económica de los proyectos. Si la aviación no es negocio, no podrá desarrollarse (aunque esto suene muy neoliberal, pero es verdad).

Tanto el secretario de Comunicaciones y Transportes como el subsecretario de Transporte, así como la IATA, se comprometieron a trabajar en conjunto para, de manera efectiva, estar preparados para hacerle frente al aumento de la demanda en el transporte aéreo.

Sólo mencionar el ejemplo países como Turquía, China, Panamá, Colombia --que fueron reiteradamente nombrados en temas de desarrollo aeroportuario--, dejó claro el retraso con el que carga México en materia de infraestructura para la conectividad. De igual forma fueron muy concretas y precisas las respuestas de Angela Gittens al ser cuestionada sobre lo que pensaba del proyecto de habilitar la base de Santa Lucía como aeropuerto civil de pasajeros: “el tema de la conectividad del aire es también un tema de conectividad y acceso por tierra”, refiriéndose a los exigentes requerimientos que se requerirán en infraestructura en tierra para conectar por tren y carreteras los aeropuertos que se suponen integrarán el sistema metropolitano aeroportuario de la CDMX.  De la misma manera, al ser cuestionada sobre los militares gestionando un aeropuerto civil, elegantemente respondió: “el tema es la experiencia de viaje de los pasajeros”. ¿Será mejor o peor?

Ojalá las buenas intenciones se traduzcan en buenas decisiones, más apertura y capacidad de escucha por parte de las autoridades, asimismo que la conciencia de la necesidad de trabajar juntos se fortalezca entre los empresarios y organizaciones ya que esto es ineludible para construir juntos la aviación en México.

Facebook comments