Pasar al contenido principal
21/11/2019

Mensaje a Miguel Alemán Magnani

Rosario Avilés / Lunes, 16 Septiembre 2019 - 20:50

Estimado Miguel:

Hacer público este mensaje tiene dos razones: la imposibilidad de hablar contigo personalmente (ya que te has aislado mucho de los observadores) y que la situación de Interjet ya ha trascendido el ámbito de lo privado.

Antes que nada, quiero decirte que no me cuento entre quienes desean ver a Interjet quebrada. Al contrario, creo que tienes un grupo de trabajadores muy valiosos y entusiastas, como los que han luchado a brazo partido por recuperar Mexicana. Mi única intención al escribir esto es ser voz de quienes no pueden acercarse a ti para decir lo que ven y lo que sienten. Y lo primero que quiero decirte es que no cometas el mismo error que Gastón Azcárraga: no los minimices, no los ignores. Los trabajadores de Interjet son lo mejor que tienes. Escúchalos, cúmpleles, sé un aliado, no un enemigo. No soy quién para decirte cómo lleves tus negocios, pero seguro que percibes que desde que se fue José Luis Garza las cosas se han complicado mucho. No conozco a William Shaw pero sé que es un chico exitoso aunque muy inmaduro como directivo. Y como a veces sucede, su impulsividad ha contribuido a enrarecer el ambiente interno. En su afán de bajar costos llegó hasta amenazar a sobrecargos, pilotos y personal de tierra. Y ahí inició la caída. Ya no hablemos de su grupo directivo lleno de extranjeros, en particular centroamericanos, que gustan de ignorar a los mexicanos para mostrar su “superioridad” (como en el fútbol).O decisiones como ser al mismo tiempo director general, de operaciones, de seguridad y único miembro de su comité. Para quienes conocen la industria aérea no es extraño escuchar de problemas de flujo de caja, de rentabilidades bajas, de recapitalizaciones. No es un sector fácil pero el único activo que nunca se deprecia es el factor humano. Hoy se sabe que Interjet tiene adeudos fiscales desde 2013, 2014, 2015, 2017 y 2018, por 545 millones de pesos más recargos; entre 800 y 900 millones de pesos por el IVA del 2018 y lo que va del 2019; adeudos por retención de ISPT de varios años, más mil millones más por DNR (inmigración) en México.

Por supuesto que no es fácil ser recaudador del fisco y después entregar los varios impuestos y tarifas que se le cargan al usuario en los boletos. A esto hay que sumar lo que costó el SuperJet SSJ100 y sus problemas técnicos. Sin embargo, lo realmente preocupante es que, a partir del anuncio de la intervención de la caja por el SAT, muchos proveedores no están ya entregando sus productos. Por eso ya no hay snacks que dar a los pasajeros, ni vasos para servirles bebidas, ni siquiera papel de baño. ¿Tú sabías que muchos capitanes ponen dinero de su bolsa para suplir estas carencias? Por eso no hay que juzgar mal que se nieguen a volar más de 90 horas por mes, esto lo hacen por seguridad y hay muchos que lo aceptan solo porque están completando sus horas mínimas para irse a volar a alguna empresa china o árabe. ¿Sabes por qué? Porque creen que Interjet se convertirá en una nueva Mexicana y no quieren quedarse a recoger los pedazos y esperar 10 años para que se les liquide. Y esos que se quedan pero no aceptan violar la ley han sido hostigados, sobre todo si proceden de Mexicana. Miguel: no hagas oídos sordos a lo que los trabajadores buscan. Aun cuando ya no quieras a esa empresa no la dejes morir. Habla con ellos, escúchalos, reconócelos, busquen juntos una salida a la crisis.

Lo oí en 123.45: Y aún no se sabe que sigue en Mexicana. E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments