Pasar al contenido principal
20/08/2019

¿Y la aviación latinoamericana?

Rosario Avilés / Lunes, 10 Junio 2019 - 21:31

Como pocas veces, la región de América Latina está experimentando un cambio muy interesante en el mundo del transporte aéreo y está creciendo a tasas muy atractivas, superiores al 4.5% que se estimaban. Sólo en 2018 creció al 6.2% y aunque en 2019 se tienen malas perspectivas en cuanto a precios del combustible y devaluaciones, se piensa que el crecimiento puede andar en 5%.

Lo más importante, sin embargo, es que una buena parte del crecimiento se está dando al interior de la región, es decir, la conectividad regional está ampliándose continuamente y esto le está dando mucha fortaleza a la industria. Las cifras no mienten: en 2018 el tráfico desde Latinoamérica hacia el exterior creció 13% y desde el exterior hacia acá 6%, todo ello a pesar de las crisis y a pesar, incluso, del descalabro que significó la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuyas secuelas no sólo han afectado a la aviación mexicana sino al resto de la zona.

Durante la Asamblea Anual de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) que se llevó a cabo en Seúl a principios de este mes, este panorama fue comentado por Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo de ALTA (la sección latinoamericana de IATA), quien también señaló que el gran ganador con la cancelación del NAIM ha sido Panamá, cuyo aeropuerto acaba de inaugurar su Terminal 2 y vive un auge sin precedentes, ya que se ha convertido en un hub muy interesante para todas las aerolíneas de la zona, justo en su momento de mayor crecimiento interregional.

El mercado de América Latina no es menor. Significa el 8% de todo el tráfico global, más grande, incluso, que los de Africa y Medio Oriente juntos y durante 15 años ha mantenido incrementos ininterrumpidos.

Según Oliveira, en 18 años se duplicará el número de pasajeros latinoamericanos, que hoy en día es de 295.4 millones anuales, gracias al crecimiento de la industria en una media de 3% y esto podría ser aún mejor si se lograra abatir las variables que atoran el crecimiento, como la falta de infraestructura, las altas tasas de uso aeroportuario y de otros servicios asociados con el transporte aéreo; el costo del combustible o la introducción de combustibles alternativos y la estabilidad económica que impacta en las decisiones de largo plazo.

Algunos datos que apoyan la perspectiva optimista de Oliveira son las 84 nuevas rutas que se abrieron la región y los pronósticos de que en 2035 (dentro de 16 años) más del 50% de sus habitantes tendrá el suficiente poder adquisitivo como para permitirse viajar en avión. En Europa el promedio es de 2 viajes por año por habitante; en Estados Unidos, 2.1 y en América Latina es sólo 0.4, indicador que se estima mejorará notablemente y esto, sobre todo, gracias a las aerolíneas de bajo costo que han logrado que el número de vuelos y de viajeros crezca a tasas mejores que las estimadas.  

El principal motor de la región es Brasil, ya que 4 de cada 10 pasajeros tiene como destino ese país y si éste mejora en su economía y su infraestructura, será un motor que permitirá a la aviación latinoamericana crecer con mayor vigor. Lo mismo ocurre con México, cuyas perspectivas no son por ahora las mejores y esto está afectando el promedio regional. 

La quiebra de Avianca Brasil ha perjudicado mucho a ese mercado y en el caso de México se espera que las reconfiguraciones que se están dando entre las aerolíneas ayuden a estabilizar la oferta. Justamente para abordar estos temas, las aerolíneas de ALTA realizarán un encuentro con el jefe de la oficina regional de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Melvin Cintrón, aquí en México en el mes de julio.

Lo oí en 123.45: Se destinan recursos a Interjet y a Aeromar… ¿Y Mexicana, cuándo? E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments