Pasar al contenido principal
24/06/2019

IATA es optimista, México sufrirá

Rosario Avilés / Martes, 18 Diciembre 2018 - 10:32

En la reciente reunión mundial de medios de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), su director general, Alexandre de Juniac, mostró las perspectivas optimistas para la aviación global en 2019,  pues se estima que el sector generará ganancias por 35,500 millones de dólares, pese a que el crecimiento de las operaciones y el número de pasajeros transportados tendrá una leve caída (del 6.5% en 2018 al 6% en 2019). No obstante, las utilidades serán crecientes gracias a una baja en los precios del crudo y a las proyecciones de crecimiento del PIB a nivel mundial.

De esta forma, los 12 millones de pasajeros y las 180 mil toneladas de carga que diariamente se transportan por vía aérea continuarán su crecimiento, lo cual no sólo beneficiará a los 3 millones de personas que emplea el sector transporte aéreo sino que se reflejará en la solidez de una industria cuyas ventas de boletos representan el 1% del PIB mundial, alrededor de 900 mil millones de dólares para el año próximo.

Y es que la fortaleza del sector aéreo aumenta cada día. En relación con los inicios del siglo XXI, las ganancias de las aerolíneas se han incrementado significativamente gracias a la incorporación de tecnologías en la comercialización, la operación y el rendimiento de motores y materiales compuestos. Hoy en día la aviación global equivale al 3.6% del PIB, la derrama en empleo alcanza 66 millones de puestos de trabajo y su impacto es de 2,700 billones (sí, billones en español) de dólares anuales.

Sin embargo, en América Latina la situación es desigual. Aunque el alza es constante, hay situaciones que impiden que sea pleno, como la falta de capacidad aeroportuaria, los altos impuestos que se cargan sobre las operaciones aéreas y la ausencia de marcos regulatorios modernos y consistentes. Esto implica que la región podría alcanzar crecimientos muy superiores a los que tradicionalmente tiene que rondan el 5% anual y en 2019 podría alcanzar el 5.7%, que desde luego no es nada despreciable, aunque la base de medición es baja por lo que estos aumentos apenas arrojan ganancias de USD400 millones en 2018 y USD700 millones en 2019.

En el caso de México, las cosas no pintan muy bien. La cancelación del NAICM en Texcoco es un asunto que preocupa mucho a la IATA pues considera que esto limitará severamente el crecimiento del transporte aéreo, ya que muchas compañías globales preferirán conectar en otros hubs, como Panamá, Dallas, Houston o Miami, en tanto que las aerolíneas que más van a sufrir serán Aeroméxico y Volaris, las cuales habían ya ordenado aeronaves previendo una mayor demanda de pasajeros usando a Ciudad de México como el aeropuerto de conectividad.

La IATA expresó también sus dudas sobre la viabilidad del sistema de tres aeropuertos en la zona del valle de México, ya que aún no se conoce ni la viabilidad técnica ni la rentabilidad que puede tener en el futuro, eso sin contar lo que costará la cancelación.

Por otro lado, la Asociación que agrupa a las 270 aerolíneas comerciales más importantes, mencionó que los impuestos a la turbosina son también un elemento que rebaja las posibilidades de crecimiento en México, pues representa 45 millones de dólares de sobreprecio cada año.

Por esta razón, IATA realizará una cumbre en la Ciudad de México el próximo 28 de febrero, en la cual, por supuesto, estarán invitadas las aerolíneas de la región y las autoridades del sector transporte aéreo para discutir el futuro de la aviación mexicana. Una buena idea que esperemos que fructifique porque es un hecho que necesitamos crecer y a través de la aviación atraer turistas, mover mercancías y asentar nuestra soberanía en el transporte aéreo.

Lo oí en 123.45: Dicen que en el 2019 se resolverá el asunto de Mexicana de Aviación. Estaremos al pendiente. ¡Hasta el 7 de enero! E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments