Pasar al contenido principal
25/05/2020

Se retira el BAC 1-11; nostalgia para aeronáuticos veteranos

Juan A. José / Martes, 3 Diciembre 2019 - 21:14

El último British Aircraft Corporation BAC 1-11 en condiciones de volar, fue retirado permanentemente de los cielos hace unas semanas en este 2019. Se trataba de un ejemplar de pruebas registrado en los Estados Unidos, propiedad de la Northrop Grumman.

El primer vuelo del modelo, popularmente conocido como “One-Eleven” tuvo lugar en el año 1963 en Hurn, Inglaterra, siendo introducido al servicio comercial en el año 1965 con los colores de la aerolínea British United Airways.

Se trata de una aeronave de entre 90 a 120 pasajeros, en la misma categoría de las primeras versiones del Boeing 737 y del Douglas DC-9, con los que intentó competir, como lo hizo también con el hermoso Caravelle de la Sud Aviation francesa. Tal y como ha quedado evidenciado, los diseños norteamericanos resultaron vencedores, por lo menos en lo que toca a volúmenes de producción; así, las excelentes propuestas europeas se ensamblaron en cantidades limitadas, aun contando con el favor de sus aerolíneas nacionales.

En total se fabricaron un total de 241 BAC 1-11 en versiones 200, 300, 400 y 500, incluyendo los 9 que la ROMBAC rumana ensambló bajo licencia en el aeropuerto de Bucarest. Su lista de operadores incluye aerolíneas importantes, como las norteamericanas American Airlines y Braniff International, además de las británicas British European Airways, British Caledonian y British Airways.

Fue el primer avión a reacción de la costarricense LACSA, de la guatemalteca Aviateca, de la nicaragüense LANICA y de la salvadoreña TACA, aerolíneas centroamericanas que lo operaron en los aeropuertos de México, concretamente en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y en los aeropuertos de Acapulco, Guerrero (Pie de la Cuesta y Los Amates), en los que dadas las restricciones operativas asociadas a la elevación sobre el nivel medio del mar del AICM, requerían hacer escalas técnicas camino a sus aeropuertos de origen.

De acuerdo a lo que he podido averiguar, cuatro 1-11 fueron operados en México en configuraciones VIP para particulares, como el BAC 1-11-con número de serie 005, que entre sus operadores se menciona a Mario Vázquez Raña y al gobierno mexicano, y también los series 079, 084, y 183, que formaron parte de algunos corporativos y aerotaxis mexicanos. Un 1-11 operó en configuración de aerolínea: el número de serie 085, XA-RTN, que formó parte de la flota de la regiomontana SARO, entre los años 1991 y 1993.

Ruidoso como toda aeronave inglesa de esos tiempos, el “One-Eleven” quizás no signifique nada para las nuevas generaciones de aeronáuticos, no así para mis contemporáneos, a los que estoy seguro, les evocará algunos gratos recuerdos.

Despidamos entonces con agradecimiento de los cielos a un atractivo protagonista del desarrollo del aerotransporte europeo, norteamericano y latinoamericano de los años sesenta y setenta.

Facebook comments