Pasar al contenido principal
20/06/2019

Ajedrez aeronáutico mundial

Gonzalo Carrasco / Jueves, 6 Junio 2019 - 21:05

En los próximos años la industria aeronáutica jugará una gran partida de ajedrez en la que los grandes jugadores principalmente serán Boeing y Airbus, pero también veremos a los rusos y chinos, encargándose de dar batalla en el segmento de un solo pasillo y hasta 160 pasajeros.

Los alfiles se llaman Boeing, Boeing Brasil (antes Embraer), Airbus y su filial A220 en Canadá y Estados Unidos (antes Bombardier). Ambos ofrecen magníficos aerplanos de un solo pasillo que compiten tenazmente entre sí y se la ponen muy difícil al Sukhoi ruso y al COMAC chino, que vienen con todo.

Todo esto, desafortunadamente, se da en el momento en que Boeing no convence a la FAA ni a los reguladores internacionales de las actualizaciones a su familia MAX y es que, no es para menos, el peso de los muertos en ambos accidentes es grande. No vemos para cuando regresen a volar, eso hay que reconocerlo.

Lo que sí podemos ver es el regreso de la línea “retro” de aviones de fuselaje estrecho, a nivel mundial, recordándonos las épocas de los DC-9 y B727, este último con una cabina un poco menos estrecha pero, finalmente, angosta.

Pero la competencia real se dará en el segmento de las aeronaves de cabina ancha, donde Airbus opera con su modelo A350, avión enorme y con la ventaja de operar con tan solo dos motores y que compite con el mismísimo A380 de casa. Boeing, con el exitoso modelo B787, se está adaptando rápidamente a los mercados y a los intereses de los operadores (dejando atrás el caso de las baterías de litio que provocaban que se incendiara el contenedor que las albergaba). La verdad es que, conociendo los números que han tenido ambas firmas, veo un complemento que las blinda de que cualquier otro jugador pueda entrarle al segmento de cabina ancha y extra ancha.

De igual forma, la negociación Boeing-Embraer no fue pan comido, había mucha oposición de los sindicatos, los cuales veían un ajuste en sus plantillas laborales. Finalmente, pudieron más los 4 mil 200 millones de dólares ofrecidos por los estadounidenses para quedarse con el 80% de la división comercial de la firma brasileña. En el caso de Airbus con Bombardier, las cosas tampoco fueron sencillas, pues la firma canadiense arrastraba pérdidas significativas.

El plan contempló distintos temas, como el recorte de 5 mil trabajadores y venta de activos no estratégicos como simuladores de vuelo. Estas medidas permitirán que Bombardier supere sus problemas económicos en los siguientes dos años. Luego de las negociaciones, el panorama quedó así: Boeing con aviones de cabina ancha y extra ancha y de muy largo alcance; Airbus con aviones de cabina ancha y muy largo alcance; Boeing Brasil (en cuanto se concrete la alianza) con aviones de fuselaje estrecho, corto alcance, un solo pasillo y un máximo de 150 pasajeros y Airbus en Estados Unidos y Canadá, con aviones de fuselaje estrecho, corto alcance, un pasillo y hasta 160 pasajeros.

Por su parte, los Sukhoi rusos de hasta 95 pasajeros, un solo pasillo, corto alcance y cabina estrecha compiten con Embraer y Bombardier. Este avión ha tenido problemas técnicos serios, y accidentes en mayo de 2012 en Indonesia y hace un par de semanas en Moscú. Los chinos ofrecen el COMAC ARJ21 de 70 a 90 plazas; el COMAC C919, avión de mediano alcance con 159 a 180 asientos y el proyecto del C929 para 2023 que tendrá espacio para entre 250 y 300 pasajeros. Por lo pronto, puede verse que la competencia aérea en un solo pasillo será despiadada.

Facebook comments