Pasar al contenido principal
25/10/2020

Un sistema de Medicina de Aviación pasmado

Francisco M. M… / Miércoles, 14 Octubre 2020 - 21:47

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos” - Albert Einstein

Hace un par de días supimos que la oficina de Medicina de Aviación permanecerá cerrada, a pesar de que hubo algún intento por reabrirla el 1 de octubre.

Hoy nos comunican que será hasta el 1 de enero del 2021 cuando, tentativamente, se abrirán las oficinas y se reiniciaran los exámenes a personal técnico aeronáutico.

Después de una extensión de seis meses a todas las licencias aeronáuticas que requieren ser respaldadas por un examen médico (extensión que por cierto vence el 31 de diciembre), cada día se siguen acumulándose decenas y ya son cientos los trabajadores de la industria que ven retrasado su examen y al final van a ser miles los que van a requerir del servicio.

Para cumplir con la enorme demanda acumulada, como consecuencia de la crisis sanitaria, el departamento de Medicina de Aviación de AFAC va a requerir de una estrategia y procedimientos rápidos y eficaces para realizar exámenes, aunque conociendo la forma de actuar de nuestras autoridades, ya sabemos que todo está en duda y no podemos hablar ni de eficiencia ni de rapidez hasta que no lo estemos viendo.

Un tema que debe ser retomado y aunque sea uno que las autoridades han demostrado no querer ni hablar de él, es el que se refiere a los médicos especialistas con licencia para servicios médicos a terceros.

Se ha dicho que este servicio fue cancelado debido a que se encontraron irregularidades y corrupción. Como ya es costumbre, no se han presentado nombres ni pruebas para poder llevar estos casos a ser resueltos, de acuerdo con los reglamentos de la AFAC y, en su caso, de acuerdo con la ley.

No se puede acusar de corrupción a todos los médicos especialistas en medicina aeronáutica, ni a todos aquellos que requieren sus servicios, porque sabemos que hay gente muy profesional y eficiente entre todos ellos.

Sabemos que hay muchos países en el mundo, empezando con Estados Unidos, en donde existen cientos de médicos de aviación dependientes de FAA, que se encargan de que los usuarios puedan revalidar sus exámenes médicos y esto se lleva a cabo dentro de reglas muy estrictas y procedimientos de supervisión muy precisos.

Solo como un ejemplo, en algunos lugares existen inspectores que se presentan disfrazados como “usuarios” ante los médicos de manera aleatoria para verificar que están haciendo su trabajo dentro de los parámetros establecidos.

¿Por qué no hacer algo parecido en México para poder agilizar este trámite y reiniciar los exámenes lo antes posible?

Todo es cuestión de imaginación y de voluntad.

Observando las estrictas reglas sanitarias, que obviamente no tenemos que explicar a los médicos, ellos  pueden realizar hasta 10 exámenes en un solo día y entre solo 20 especialistas repartidos en las ciudades más importantes podrían realizar aproximadamente 200 exámenes, lo que sería suficiente para destrabar un problema que en uno o dos meses puede convertirse en un verdadero caos.

Sinceramente es difícil comprender porque la dirección de Medicina de Aviación presenta tanta resistencia a hacer las cosas más ágiles y sencillas en una industria que hoy más que nunca requiere de su apoyo para poder salir adelante del grave problema que enfrenta.

Muchos de los trabajadores de la industria que requieren de una licencia están trabajando con exámenes médicos vencidos.

Una extensión por parte de la AFAC no garantiza que su salud no esté comprometida y además, de acuerdo con el propio reglamento de licencias, tener un examen médico vencido significa que la licencia también lo está.

¿Qué podría suceder si, desafortunadamente, se presenta un incidente o un accidente y los investigadores se encuentran con que el examen médico y/o la licencia de alguno de los tripulantes está vencida?

¿Cómo reaccionarían las autoridades de algún país en el extranjero si el accidente se registra en uno de sus aeropuertos o en sus espacios aéreos?

Las compañias aseguradoras de vidas y equipo contratadas por las aerolíneas podrían negarse a los pagos correspondientes, especialmente si a ese tripulante involucrado se le encuentra algún problema médico que lo tendría tener considerado como médicamente NO apto.

Y hay muchas otras preguntas que deberían estar haciendo instituciones como los sindicatos de trabajadores de la industria y el Colegio de Pilotos, en combinación con las administraciones de las diferentes aerolíneas que, hasta el día de hoy, no han abordado el tema de manera oficial.

De cualquier forma, son las propias autoridades las que al final son responsables de garantizar a quienes se transportan por aire la seguridad de que todo el personal involucrado en la operación de un vuelo se encuentra física y mentalmente apto para hacer el trabajo.

La burocracia, la ineficiencia, la falta de voluntad y los pretextos también han costado vidas en accidentes e incidentes aéreos en todo el mundo y no hay que olvidarlo.

Facebook comments