Pasar al contenido principal
01/06/2020

El Controlador de Tráfico Aéreo

Francisco M. M… / Miércoles, 4 Marzo 2020 - 20:38

El tráfico aéreo mundial ha tenido un crecimiento impresionante en los últimos años y este crecimiento ha requerido de una modernización enorme en todas las áreas de la aviación.

Una de las áreas más importantes sin duda es la que se refiere al control de tráfico aéreo, que bien puede representar la columna vertebral hablando de la segura administración del espacio aéreo y de las miles de aeronaves que vuelan alrededor del planeta todos los días.

México tiene hoy un sistema de control del tráfico aéreo que, a través de muchos años y a pesar de grandes obstáculos, ha alcanzado la madurez gracias a que puede contar con técnicos y profesionales bien preparados con experiencia y que trabajan eficientemente administrando el espacio aéreo mexicano hasta en los puntos más alejados de la República.

Nuestro México cuenta con todo tipo de aeropuertos, desde los más pequeños y alejados hasta grandes aeropuertos internacionales que reciben millones de pasajeros cada año, y cada uno de ellos cuenta con un controlador de tráfico de aeronaves o con un gran equipo de ellos, según sea el caso para controlar los cientos de aviones que sobrevuelan nuestro territorio cada día, teniendo como principal objetivo la seguridad de miles de pasajeros que viajan en ellos.

El controlador de tráfico aéreo se encuentra constantemente bajo importantes niveles de estrés, consciente de que sus decisiones deben ser siempre las adecuadas porque de esas decisiones dependen vidas humanas y equipo muy valioso y al mismo tiempo debe manejar situaciones anormales durante el control en condiciones de mal tiempo, fallas en los equipos de comunicaciones o radar en tierra y otras veces hasta de emergencias de aeronaves en vuelo.

El controlador de tráfico aéreo debe estar siempre bien enfocado y concentrado en el control de los aviones bajo su cuidado y vigilancia y no es un secreto que algunos accidentes en el mundo han podido deberse a una decisión equivocada que ha sido tomada en momentos de alta tensión o como consecuencia de altos niveles de fatiga o falta de concentración..

El controlador de tráfico aéreo y el delicado trabajo que llevan a cabo no pueden ser sujetos de los vaivenes o intereses políticos, sus condiciones laborales obtenidas  durante años de dedicación y esfuerzo deben ser respetadas y aún mejoradas por tratarse de un trabajo sumamente especializado y que tiene como prioridad la seguridad de las operaciones aéreas.

Debe procurarse un ambiente de trabajo muy bien cuidado para estos profesionales teniendo como base el reconocimiento a la importante labor que desarrollan todos los días porque debemos decir que es un trabajo que tiene un nivel tan grande de estrés que hoy es la causa de todo tipo de enfermedades estomacales y del corazón además de aquellas que son el producto de la fatiga crónica y que hoy están incapacitando a controladores alrededor del mundo.

Los tiempos se complican para nuestra aviación.

Quienes conocemos el tema sabemos que, a propósito del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía se han tomado decisiones inadecuadas sobre un sistema aeroportuario que no se entiende bien y cuya eficiencia operativa se ha puesto en duda por todo tipo de expertos alrededor del mundo, teniendo como principal obstáculo la administración de un espacio aéreo reducido, rodeado por importantes elevaciones orográficas, afectado a veces por equipo de comunicaciones y radar antiguo y fallas constantes, por malas condiciones de tiempo la mayor parte del año ademas del aumento del número de aeronaves de todo tipo y tamaño que deben ser ordenadas y controladas por personas que a veces y debido a sus circunstancias de trabajo entre otras no están concentradas al 100% en lo que están haciendo.

Lo anterior nos deja ver una combinación que en algún momento podría repercutir en la seguridad aérea y llegar a propiciar situaciones muy delicadas e indeseables.

Bien harían las autoridades aeronáuticas de nuestro país en evitar que la política pueda afectar las operaciones, en reconsiderar su relación con los profesionales del control de tráfico aéreo y reconocer el trabajo de quienes todos los días tienen la gran responsabilidad de cuidar  la vida de pasajeros y tripulantes. 

Facebook comments