Pasar al contenido principal
21/07/2018

Incidentes y accidentes aéreos

Francisco M. M… / Jueves, 17 Mayo 2018 - 11:38

De un tiempo a la fecha nos hemos enterado de no pocos incidentes de aviación que han involucrado vuelos comerciales, y estos incidentes han ido de los muy leves hasta los que han representado tal importancia que bien han podido poner en peligro real al avión y a sus pasajeros.

Hace apenas un par de días un avión de la aerolínea asiática Sichuan, volando a 32 mil pies de altitud perdió su parabrisas izquierdo y se vio obligado a iniciar un descenso de emergencia, maniobra que se debió suspender a los 24 mil pies debido a que se encontraba volando en una área de obstáculos orográficos.

Afortunadamente el avión pudo aterrizar en un aeropuerto alterno, registrando daños de consideración en la cabina de mando y con un piloto y un sobrecargo con lesiones.

Esto nos hace recordar el accidente de hace unas semanas a un 737 de Southwest al que le explotó el motor izquierdo, que también causó una despresurización por rotura de una ventanilla de pasajeros –por impacto de una parte metálica de la turbina dañada– y que derivó en la muerte de una pasajera.

Desafortunadamente, en las operaciones en tierra las cosas no han ido mejor y hace apenas tres días un avión A330 de Asiana, que transitaba por una calle de rodaje en el aeropuerto Ataturk de Estambul, golpeó el empenaje de un A321 de Turkish Airlines, destruyendo completamente esa parte de la aeronave.

En fin, la lista es larga y me pone a pensar sobre la importancia que tienen, entre otros, tres aspectos que personalmente considero esenciales en una operación aérea para garantizar la seguridad: el adecuado entrenamiento de las tripulaciones; el estricto apego a los procedimientos de mantenimiento, y el cuidado de los índices de cansancio y fatiga de pilotos y demás personal.

Es un hecho que las nueva políticas de ahorro de las aerolíneas en todo el mundo –especialmente las llamadas de bajo costo– están impactando en esos tres aspectos a los que me refiero... lo cual, tristemente, no es nuevo.

También debemos tomar en cuenta al factor humano, culpable del mayor porcentaje de incidentes y accidentes en todo el mundo. Y dentro de esos factores, es muy importante considerar la llamada "falta de conciencia situacional" de los pilotos involucrados en incidentes y accidentes, especialmente cuando están sujetos al cansancio, sea este debido a largas jornadas de trabajo y/o lapsos de sueño y descanso inadecuados. Todo lo cual lleva, en un principio, a caer en la complacencia, y de ahí a no permanecer alertas cuando se presenta un problema en tierra o en vuelo.

El sitio Aviation Herald lleva un récord diario de acceso libre, gratuito y actualizado de todo tipo de problemas que se presentan durante la operación de aeronaves en todo el mundo, así como los datos que arrojan las investigaciones en cada caso y que no son de manejo público. Vale la pena revisar esta información que seguramente puede ayudar a pilotos, administradores de las aerolíneas, departamentos de seguridad y a todos los involucrados en la operación, a normar un criterio general sobre las probables causas de los incidentes y accidentes de aviación... y actuar en consecuencia.

Cada día hay más aviones repletos de pasajeros operando en tierra y en vuelo, y velar por la seguridad de los usuarios es una obligación de quienes trabajan para la industria aérea en todo el mundo.

También ayuda desconfiar siempre, recordar que el diablo está en los detalles y no caer en la complacencia, que ha probado una y otra vez ser ese animal maldito que provoca muchas muertes.

 

Facebook comments