Pasar al contenido principal
19/07/2018

Los aviadores sindicalizados de Colombia siguen en pie de lucha

Francisco M. M… / Jueves, 26 Octubre 2017 - 13:01

Al momento de escribir esta columna y tras casi cuarenta días de huelga, 500 de los pilotos colombianos afiliados a la Asociación Colombiana de Pilotos Civiles (ACDAC) siguen dando muestras de valor y coraje al mostrar resistencia ante el embate, como el que ya hemos visto muchos en aerolíneas de todo el mundo, por parte de la poderosa clase empresarial encargada del manejo de Avianca, con el consabido apoyo y ayuda del gobierno y las autoridades de aeronáutica civil de ese país.

Como piloto profesional de 45 años, sindicalista convencido y participante activo en muchas batallas durante todo ese tiempo, puedo decir que ésta es una película que ya he visto en muchas ocasiones y que los aviadores colombianos tienen justificación.

Tienen todo el derecho a exigir mejores condiciones laborales y salarios de acuerdo con el trabajo que hacen, el cual debería de ser remunerado al menos al mismo nivel que tienen otros pilotos de las empresas filiales.

Lo saben los empresarios y directivos de la empresa, lo saben las autoridades, lo saben los pasajeros, lo sabe el gobierno y lo sabe la corte suprema de Colombia, quien por ahora tendrá la última palabra para declarar la legalidad de la huelga.

Desde luego que ya empezó el "manoseo" del caso y ahora es la burocracia el ente que está complicando aún más el panorama, al informar que el expediente ha sido regresado al tribunal de Bogotá por haber sido enviado incompleto.

Por otra parte, también está pendiente el fallo del tribunal para revertir la decisión de permitir la contratación de pilotos extranjeros para volar aeronaves comerciales colombianas.

Este último punto me llama mucho la atención, ya que esta situación también se está tratando de ejecutar en México, desde un nivel legislativo. En caso de que se apruebe en México, se causaría una verdadera crisis en la aviación comercial de nuestro país porque seguramente se vendría una verdadera guerra por parte de los pilotos mexicanos.

Volviendo al caso colombiano, sólo hay una manera de vencer a los pilotos y la dirección de Avianca lo sabe. A pesar de los 75 millones de dólares en pérdidas, hasta ahora se están poniendo toda clase de obstáculos, incluyendo una estrategia de medios para culpar a los aviadores ante la opinión pública. Además, se está dejando pasar el tiempo provocando que los aviadores se queden sin recursos económicos para el sostener a sus familias y ésa es la razón por la que algunos de ellos han decidido abandonar el movimiento y han regresado al trabajo.

Por ahora, lo que se debe hacer es mostrar solidaridad y prestar ayuda no sólo moral sino económica a los pilotos en huelga. Esta debería venir para empezar por parte de sus propios compañeros que están trabajando, de todos los sindicatos de pilotos de América Latina y de cualquier persona que crea en el sindicalismo libre y democrático y en la justicia y la defensa de los derechos de los trabajadores.

El director de Avianca, Hernán Rincón, ha dicho que se continuará con la contratación de pilotos extranjeros, incluyendo a cuarenta pilotos mexicanos. Espero que eso no sea verdad, porque sería un duro golpe de hermano de profesión y una verdadera vergüenza para nosotros. Además, hay que recordar que algún día quizá no muy lejano los pilotos mexicanos podríamos necesitar de la ayuda y solidaridad de otras organizaciones.

De nuevo, doy reconocimiento al valor y convicción sindical de los pilotos colombianos de ACDAC, mi solidaridad y mi deseo de que sus justas demandas sean atendidas en un país que ya ha sufrido bastante por culpa de la falta de entendimiento y respeto al derecho de los demás.

Facebook comments