Pasar al contenido principal
23/04/2019

¿Qué convirtió a DFW en el mejor aeropuerto del mundo?

Daniel Martíne… / Viernes, 5 Abril 2019 - 12:23
Tan sólo en 2018, Dallas-Fort Worth anunció 28 nuevos destinos y recibió 69 millones de pasajeros

Con la meta en mente de convertirse en el punto de acceso número uno a Estados Unidos para pasajeros y carga provenientes de América Latina, los directivos del Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth (DFW) han impulsado la experiencia del cliente como la prioridad número uno en su terminal.

“En los últimos años, contratamos un ejecutivo proveniente de Disney y le creamos el cargo de vicepresidente senior de Clientes. Él creó toda su estrategia para impulsar la experiencia de los pasajeros dijo John Ackerman, vicepresidente ejecutivo de Estrategia Global y Desarrollo en DFW.

En entrevista con A21, Ackerman también señaló que han invertido un poco más de dos mil millones de dólares en la renovación de las antiguas terminales de este aeropuerto, el cual entró en operaciones en 1974.

A inicios de año, la revista especializada Air Transport World (ATW) seleccionó al DFW como la mejor a nivel internacional debido a sus “eficientes operaciones, sustentabilidad, manejo de costos, colaboraciones con aerolíneas y con las comunidades locales para desarrollar los beneficios económicos de la aviación”.

Durante 2018, la terminal anunció 28 nuevos destinos y se consolidó como el hub principal de los Estados Unidos en el mercado doméstico, también nueve rutas internacionales con lo que duplicó su conexión con Europa, en comparación con 2015.

De igual forma, completó su acreditación como un aeropuerto con emisiones neutrales de carbono por tercer año consecutivo. Es la terminal más grande del mundo reconocida con esta iniciativa.

Lee más: Programa aeroportuario para reducción de CO2 cumple 10 años

El secreto, sin duda, se encuentra en crear una experiencia única para los más de 69 millones de pasajeros (200 mil por día, ¡por día!) que recorren las cinco terminales del aeropuerto, añadió Ackerman.

Con el uso de nuevas tecnologías, por ejemplo, ahora pueden predecir cuánto tiempo de espera hay en cada fila a lo largo de los chequeos de seguridad y así ayudar a que el tráfico fluya mejor.

La información se muestra en las pantallas en los puntos de seguridad de la TSA y anuncia el tiempo de espera aproximado y el tiempo de caminata aproximado si los clientes quieren dirigirse a otra fila dentro de su terminal, dándoles la libertad de elegir.

También inauguraron, apenas en octubre del año pasado, dos nuevos lounges en la Terminal D: el American Express Centurion Lounge y el Club DFW, con una extensión de más de 15 mil pies cuadrados (1,400 metros cuadrados) entre los dos.

“Creo que éste es el mejor aeropuerto internacional de los Estados Unidos y hemos visto en los últimos años que el mundo lo está percibiendo así. Los negocios están entrando al DFW a una escala increíble y muchos de ellos reconocen que su decisión se basa mayoritariamente en la cantidad de destinos y vuelos sin escala que ofrecemosdijo Mike Rawlings, alcalde de la ciudad de Dallas.

Para los mexicanos, y en general para los viajeros de América Latina, el DFW es su mejor opción para conectar con los Estados Unidos, añadió John Ackerman. Su localización geográfica (al centro de la Unión Americana), su amplia conectividad doméstica y la excelente oferta de vuelos directos desde la frontera sur son los tres factores que pueden impulsar a la terminal texana como el hub conector para las dos regiones.

Facebook comments