Pasar al contenido principal
21/07/2018

Las empresas cambian el tráfico de control aéreo

Daniel Garfias / Viernes, 1 Diciembre 2017 - 18:09

.

Inmersos como estamos en un mundo globalizado, donde casi todo está conectado, no sería exagerado señalar que las decisiones de control de tráfico aéreo tienen gran influencia sobre las economías nacionales e incluso regionales, por ejemplo, la Unión Europea (UE). Con ello en mente, las administraciones tienen que articular a los fabricantes, pues los resultados de la aviación repercuten en el resto de los sectores productivos, afirmó Enrique Castillo, director de ATM de Indra para las Américas.

Por ende, la gestión del tráfico aéreo (ATM, por sus siglas en inglés) siempre debe considerar como el más importante foco de atención al usuario: el controlador, para que tome decisiones correctas, pues la responsabilidad que tiene sobre sí es mucha.

Con el objetivo de auxiliar a los controladores de tráfico aéreo en sus labores diarias, Indra ya trabaja en realidad aumentada. Muestra de ello son los proyectos concretos de torres virtuales que, a diferencia de las tradicionales, alertan dónde hay drones. En Noruega ya instalaron 30 torres de control en aeropuertos remotos con esa tecnología.

De hecho, la compañía española forma parte de Single European Sky ATM Research (SESAR, por sus siglas en inglés), organización financiada tanto por los gobiernos como por la iniciativa privada, que se encarga de modernizar y armonizar el tráfico aéreo en la UE. Ahí participa en 96 de 98 proyectos relacionados con ATM.

En SESAR los fabricantes trabajan juntos: muchas tecnologías las desarrollan y lanzan al mismo tiempo, y después cada uno decide cómo capitalizarlas. También de esa colaboración surgió iTEC: sistema automatizado que informa sobre sensores del radar, planes de vuelo, radiogoniómetros y mensajes de enlace de datos tierra-aire y viceversa. Cabe mencionar que ya lo implementaron en algunos países europeos.

Asimismo, el directivo de Indra declaró que el mercado aéreo precisa de la liberalización a fin de bajar las tasas de navegación y los costos operativos: "así los países se vuelven más competitivos y, por lo tanto, más compañías quieren brindar servicios en ellos. Cuanta más flexibilidad y vanguardia haya en los proveedores, más competitiva será la industria de un país".

Respecto a la polémica por el uso del idioma español en las comunicaciones aéreas dentro de España, Enrique Castillo mencionó que en el lenguaje aeronáutico hay un número reducido de frases prefijadas que deben usarse. Para no tener dobles interpretaciones la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha determinado ciertos conceptos. Y los pilotos y controladores bien podrían adaptarse a ello, pero por comodidad o seguridad prefieren seguir usando el español. No obstante, "el gobierno aplicó muy a prisa la normativa comunitaria europea que no era una obligación sino una recomendación”, concluyó.

Facebook comments