Pasar al contenido principal
18/06/2018

¿Por qué el banco de niebla afectó sólo los aterrizajes en el AICM?

Redacción A21 / Viernes, 17 Noviembre 2017 - 10:57

Un banco de niebla provocó esta mañana retrasos en operaciones de aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), aunque al momento ya se restablecieron las maniobras de llegada en la terminal capitalina.

A las 07:24 horas, el AICM dijo que los aterrizajes se encontraban suspendidos debido al banco de niebla, lo que provocó atrasos o desvíos de vuelos de llegada hacia otros aeropuertos.

A las 08:42, el AICM informó a través de su cuenta de Twitter que se reanudaban los aterrizajes.

¿Por qué sólo afectó los aterrizajes?

El banco de niebla de hoy en la mañana no era tan denso, por lo que eran posibles las operaciones de despegue, explicó a A21 Francisco Corona, secretario de prensa de ASPA México.
“La mayor afectación de visibilidad fue de un cuarto de milla. Con esa visibilidad era posible el despegue, el aterrizaje no, por eso se vieron afectadas las operaciones de llegada”.

Corona agregó que es común la aparición de bancos de niebla en el Hemisferio Norte cuando está cerca el invierno y durante toda la estación. En esta ocasión, el viento logró levantar el banco de niebla para reanudar las operaciones.

“Cuando la temperatura y el punto de rocío (el nivel de saturación de la atmósfera) se empatan, provocan niebla. Hoy amanecimos a 7 grados y el punto de rocío fueron 7. En ese momento la atmósfera se satura y el viento se vuelve blancuzco, y eso provoca que aparezca la niebla.”

¿Afecta a todos los aeropuertos por igual?

El secretario de prensa de Asociación Sindical de Pilotos Aviadores dijo que, desafortunadamente, el AICM no cuenta con una infraestructura que le permita manejar con precisión los aterrizajes cuando hay niebla, como sí tienen otros aeropuertos en el mundo.

“El AICM tiene un sistema de aterrizaje que es categoría 1 y con esa categoría nos obliga a acercarnos a aproximadamente unos 90 metros de altura y tomar la decisión de tomar pista o seguir volando. En el banco de niebla de hoy, no había forma de ver la pista”, explicó Corona.

El especialista agregó que la infraestructura de otros aeropuertos permiten los aterrizajes sin siquiera ver la pista gracias a que el piloto tiene apoyo de más instrumentos.

Facebook comments