Pasar al contenido principal
26/05/2018

Busca CDMX despegar desde helipuertos

Anli Álvarez Ramirez / Domingo, 10 Septiembre 2017 - 09:01
En la ciudad están activos 44 aeródromos de este tipo

La construcción de helipuertos en la Ciudad de México tiene una correlación con el aumento del valor de plusvalía de los edificios en los que están presentes, reveló un estudio realizado por propiedades.com, buscador web de patrimonios en renta y venta.

Actualmente existen en el país 408 helipuertos, de los cuales 118 están activos. En la CDMX hay 44 vigentes, distribuidos en las delegaciones de la siguiente manera: 23 en Miguel Hidalgo, 11 en Cuajimalpa, 7 en Álvaro Obregón y 3 en Benito Juárez, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Las categorías de servicio para helipuertos son: público, servicio general nacional, servicio particular personal y a terceros. En la Ciudad de México están presentes los cuatro.

Sin embargo, cada uno tiene su protocolo particular de funcionamiento, lo cual dificulta medir las consecuencias generales que acarrea a quienes viven y/o trabajan en sus alrededores. Por su parte, el estudio citado considera que un puerto aéreo de este tipo aumenta la seguridad y vigilancia de la zona donde está ubicado.

¿Gentrificación?

La ubicación de las estaciones aéreas le agrega valor a las propiedades, principalmente a las que están en venta. Ahora mismo, adquirir un inmueble en Miguel Hidalgo costaría 34 mil pesos el metro cuadrado, y 20 mil 913 en Benito Juárez; es decir, 12 por ciento más que el año pasado.

El auge de este tipo de aeródromos se debe a la necesidad de transporte rápido y eficiente de los habitantes de la zona metropolitana hacia los aeropuertos más cercanos, o viceversa. Así, en lugar de atravesar durante varias horas el tránsito de automóviles, los usuarios de este servicio aéreo llegan de manera rápida a las terminales de Toluca, Cuernavaca, Puebla, Querétaro y la Ciudad de México, por mencionar algunas.

También es resultado de la expansión de los llamados edificios inteligentes: integrados con avances tecnológicos de última generación y certificaciones ecológicas, tienen de 5 a 10 años de antigüedad y, por lo tanto, un mantenimiento riguroso.

Dentro de estas estructuras urbanas se encuentran las llamadas oficinas AAA, que disponen de control de iluminación, esquemas de seguridad, estacionamiento suficiente y novedosos acabados arquitectónicos. Un ejemplo es la torre latinoamericana.

Aunque pareciera algo relacionado al lujo, tiene más que ver con la funcionalidad. Las colonias del Valle, Nápoles y Polanco se postulan para tener las próximas sedes de helipuertos.

Este proceso ya es visible Tokio, Londres, Nueva York y París, que tienen una importancia similar a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, incluido el caos en la transportación terrestre.

Desafíos

Cabe mencionar que esta modalidad de la industria aérea debe informar a los vecinos cercanos a los helipuertos acerca de los horarios de operación de los vehículos. Y, sobre todo, ha de tener un control exhaustivo de la contaminación auditiva.

Aunque los decibeles permitidos en la CDMX son 55 de día y 50 de noche, no queda claro cómo se establecen los permisos para instalar un helipuerto, según Leonardo González, analista de propiedades.com, puesto que un helicóptero genera entre 75 y 112 decibeles.

Facebook comments