Pasar al contenido principal
25/06/2018

Crece el CBX pese a muros

Luis Pablo Segundo / Martes, 15 Agosto 2017 - 09:20
Puente transfronterizo alista proyecto de ampliación para movilizar hasta 8 millones de usuarios en 2019

Con una inyección de 60 millones de pesos proveniente de capitales privados, el puente aéreo peatonal transfronterizo Cross Border Express (CBX) ampliará su infraestructura en los próximos dos años para poder atender a cerca de ocho millones de usuarios que crucen la frontera entre Tijuana y San Diego, California, reveló Luis Palacios, director de Marketing del CBX.

Palacios explicó que las obras serán en su mayoría en las instalaciones del lado estadounidense, que ofrece una gran variedad de servicios como mostradores de aerolíneas, tiendas libres de impuestos, restaurantes, servicios de transporte terrestre y estacionamiento vigilado las 24 horas.

El ejecutivo no descartó la posibilidad de aplicar mejoras en el vestíbulo de llegadas internacionales del aeropuerto de Tijuana (TIJ), terminal administrada por el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

En entrevista con A21, el directivo comentó que, al cierre de este año, el CBX espera una afluencia cercana a los dos millones de viajeros, es decir, 35 por ciento más de lo registrado durante su primer año de operación (fue inaugurado el 9 de diciembre del 2015) cuando sumó 1.3 millones de usuarios.

Esta expansión responde en gran medida al crecimiento en la demanda de viajes hacia la zona fronteriza, así como a la mayor conectividad aérea con que cuenta la región, señaló Palacios.

El puente transfronterizo tuvo una inversión inicial de 120 millones de dólares por parte de la empresa Otay-Tijuana Venture L.L.C., fondo privado de inversionistas de ambos países. Dicha instalación permite a los viajeros aéreos que llegan o salen de Tijuana cruzar la frontera en sólo cinco minutos, que dependndiendo de la época del año pueden ser entre cinco y 12 mil usuarios al día.

'Gringos' sacan provecho

Del volumen total de usuarios del CBX, el 52 por ciento es de origen estadounidense, mientras que el resto son pasajeros de origen mexicano.

Residentes de Los Ángeles, Orange County, San Bernardino, Fresno y, por supuesto, San Diego, son los principales transeúntes del vecino país del norte. Y al sur del río Bravo, los principales viajeros provienen de las ciudades de México, Guadalajara, Culiacán y la región del Bajío.

Y gracias a la llegada a TIJ de un vuelo proveniente de Pekín de Hainan Airlines, Palacios prevé que al CBX lleguen aún más viajeros de negocios del sur de California.

Se estima que esta ruta movilice 50 mil pasajeros entre Pekín, Tijuana y Ciudad de México. Además, la terminal en San Diego actualmente no cuenta con una conexión aérea hacia el gigante asiático.

Aunado a ello, el puente aéreo pretende explotar aún más la cartera de destinos con que cuenta la terminal mexicana a nivel nacional, con una oferta de más de cinco millones de asientos disponibles al año (CDMX, dos millones; Guadalajara, 1.5 millones; Culiacán, 700 mil, y 600 mil a la región del Bajío, detalló Palacios).

A principios de 2017, GAP reportó que los ingresos antes de impuestos de la compañia pasaron de tres mil 690 millones de pesos de en 2014 a seis mil 583 millones de pesos en 2016, incremento que atribuyó a la puesta en marcha del puente transfronterizo.

Facebook comments