Pasar al contenido principal
12/12/2019

“No le daremos jamás el beneficio de la duda a Boeing”: pilotos

Redacción A21 / Jueves, 14 Noviembre 2019 - 10:13

Jon Weaks, presidente de la Unión de Pilotos de la aerolínea Southwest dijo que no se le debería dar nunca más a Boeing el beneficio de la duda, luego de los accidentes en Indonesia y Etiopía y la subsecuente crisis con los aviones B737 MAX. 

“La combinación de arrogancia, ignorancia y avaricia perseguirá a Boeing por la eternidad” añadió Weaks y señaló que Southwest (cuya flota actual está compuesta exclusivamente por aviones 737) debería explorar otras opciones de compra, ya sean de Boeing o no, “por el interés de todos en el futuro”

El titular del sindicato de Southwest también apuntó que actualmente hay muchas noticias confusas con respecto al levantamiento del veto de los aviones MAX, los cuales están en tierra desde el 13 de marzo de 2019 y que, de acuerdo con Boeing, podrían obtener su recertificación antes de que termine el año y comenzar a operar en enero de 2020. 

“Boeing está publicitando cada vez más que tal vez tengan que detener su línea de producción debido a que se están quedando sin espacio para almacenar los aviones MAX. Hay preocupación de que ésta sea sólo otra táctica para retrasar aún más el calendario de regreso al servicio comercial de la familia de aviones y forzar a los operadores a reiniciar los pagos por sus aviones MAX y transferir algunos costos, logística y responsabilidades para el almacenaje de las aeronaves a los respectivos operadores” indicó Weaks. 

Incertezas respecto a las actualizaciones del Control del Vuelo

Durante el verano, un grupo de pilotos de la Administración Federal de Aviación (FAA) determinó, durante un vuelo en simulador, que en el remoto caso de una falla en la Computadora de Control de Vuelo (FCC, por sus siglas en inglés) de los aviones MAX, las acciones de los pilotos podían “exceder las suposiciones en las que estaba basada el Sistema de Seguridad (SSA, por sus siglas en inglés), por lo que Boeing ahora se encuentra actualizando el software para el sistema de control de vuelo, señaló Weaks. 

“Creemos que estos problemas son la fuente de la especulación de que se necesitará un entrenamiento en simulador antes de que regresen los MAX a la operación comercial y que exista un requerimiento de separación de flotas (entre el MAX y los antiguos B737 NG)” añadió. 

Nosotros no creemos, actualmente, que se requiera un entrenamiento en simulador previo y que las flotas de aviones NG y MAX necesiten ser separadas, con base en la información que tenemos actualmente. Sin embargo, dado que la actualización no está finalizada, ambos puntos permanecen abiertos, aunque remotos”. 

Finalmente, Weaks apuntó que la Junta de Evaluación de Operaciones Conjuntas (JOEB, por sus siglas en inglés) evaluará el rendimiento técnico y los factores humanos, en colaboración con un grupo de pilotos de la industria (que debe estar conformado por un 50% de pilotos que provengan de aerolíneas extranjeras). 

“Hasta ahora, no hemos sido notificados de cuándo ocurrirá esta evaluación” finalizó.

Facebook comments