Pasar al contenido principal
19/08/2019

Presentan avances de accidente de Puebla sin causa probable

Redacción A21 / Martes, 13 Agosto 2019 - 16:59
“Seguimos investigando las posibles causas electromecánicas que pudieron provocar una pérdida de control de vuelo”: DGAC

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) dio a conocer los avances de la investigación del accidente del helicóptero Agusta A109S en el que viajaban la entonces gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, el senador Rafael Moreno Valle Rosas, Héctor Baltazar Mendoza y los pilotos Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Coppe Obregón, sin apuntar a una causa probable que haya provocado la caída de la unidad el pasado 24 de diciembre.

“De manera conjunta, las autoridades internacionales, los representantes de los fabricantes y los investigadores de la DGAC siguen investigando las posibles causas electromecánicas que pudieron provocar una pérdida de control de vuelo” informó la autoridad en un comunicado. 

Las autoridades estadounidenses también llevaron a cabo una inspección, a través de inspecciones destructivas internas de los cinco actuadores lineales del helicóptero en la que encontraron diversas inconsistencias, por lo que otras instancias, como Honeywell, Leonardo y la NTSB, llevarán a cabo más análisis para definir la relevancia de estos descubrimientos. 

Las inspecciones destructivas internas es un método de investigación para efectuar el análisis de los componentes de una aeronave sin destruir las recolectadas en el lugar del accidente. Para llevarlo a cabo hay dos posibilidades: que la autoridad aeronáutica solicite al fabricante un informe en el que se detallan las vulnerabilidades del modelo o que tome los componentes originales del accidente y evaluar distintos aspectos como la corrosión y sus propiedades físicas y electromagnéticas, etcétera.  

Asimismo, la DGAC analizará más a profundidad si los trabajos de mantenimiento realizados a los componentes del Rotor Principal se apegaron a los procedimientos establecidos por Leonardo. 

Por su parte, los dos motores Pratt & Whitney PW207C no dejaron de funcionar antes del impacto; así como la inspección de componentes como el rotor principal, de cola, la transmisión y la caja de 90° no presentan evidencias de falla previa a la caída del helicóptero matrícula XA-BON. 

Finalmente, la empresa constructora del helicóptero, la italiana Leonardo, realizó un análisis del audio de la tripulación con la torre de control Puebla, “en el que no se aprecia un comportamiento inusual en las revoluciones. En los dos últimos ruidos del audio se escucha una fluctuación de las revoluciones en un 2%”. 

Facebook comments