Pasar al contenido principal
23/05/2019

Accidente de Boeing dificulta entrada de vehículos autónomos

Redacción A21 / Miércoles, 3 Abril 2019 - 20:30

Tras los accidentes en Etiopía e Indonesia, se hizo patente lo difícil que puede ser la entrada de vehículos totalmente autónomos en el transporte, señalaron expertos.

La aceptación de las nuevas tecnologías es compleja y cualquier inconveniente genera mucha controversia, puntualizó Dieter Zetsche, presidente de Daimler, durante una conferencia en Stuttgart, en la que comparó el desarrollo de vehículos autónomos con el sistema MCAS que Boeing instaló en sus aviones MAX y que entraba en funcionamiento sin que los pilotos lo supieran.

“Si se observa lo que está sucediendo con Boeing, puede imaginarse lo que sucederá cuando un sistema de este tipo tiene un incidente (…) Incluso si los autos autónomos son 10 veces más seguros que los actuales, sólo se necesita de un incidente espectacular para que sea más difícil ganar la aceptación”, señaló Zetsche.

Recientemente, diversos actores de la industria aérea advirtieron sobre la inminente escasez de pilotos, dado que se necesitan, cuando menos 600 mil en los próximos 20 años, por lo que el desarrollo de nuevas aeronaves podría buscar cada vez más la automatización. Eso sí, para poder ver un avión totalmente autónomo, necesitan pasar al menos 20 o 30 años, señalaron expertos.

El concepto de vuelo comercial autónomo es atractivo tanto para aerolíneas, personal o turistas, pues estiman que estas operaciones serían más económicas, el diseño daría cabida a más turistas y, en el caso de un vuelo supersónico, sería un viaje más “suave”. Sin embargo, en el caso de una emergencia o falla, un piloto es esencial.

Parte del desafío es introducir esta clase de sistemas por etapas, de una forma que la población acepte esta clase de sistemas complejos poco a poco, siempre y cuando la seguridad sea el primer factor a considerar en la creación de estos transportes del futuro, finalizó Zetsche.

En la industria aérea, diversas empresas como Airbus y Boeing están trabajando en el desarrollo de nuevas aeronaves de transporte urbano que puedan funcionar de manera autónoma.

Facebook comments