Pasar al contenido principal
24/05/2019

Monumento a la Revolución, zona de mayor riesgo para volar drones

Redacción A21 / Domingo, 10 Marzo 2019 - 20:23
Existen normas para operar con drones e incluyen estar al menos a 9.2 kilómetros de un aeropuerto y 900 metros de un helipuerto

Por Ricardo Capilla Vilchis / A21

El Monumento a la Revolución es uno de los puntos en la Ciudad de México en donde más personas vuelan drones, que a su vez, ponen en evidencia el desconocimiento de las leyes que regulan a este tipo de aeronaves, como las limitaciones para operar en las cercanías de una terminal aérea como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), declaró Luis Salazar Brehm experto en el tema y director general de Altum Escuela de Vuelo.

Para volar un dron, es necesario estar alejado por lo menos cinco millas náuticas, o 9.2 km, de aeropuertos, y a más de 900 metros de helipuertos. Las personas que vuelan drones en las cercanías de este monumento incumplen ambas normas, pues no solo están a menos de 9.2 km del aeropuerto, sino que tienen cinco helipuertos en las cercanías. Entre los más cercanos están el de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el del hotel Hilton, ambos sobre Avenida Juárez, o el del Senado de la República en Paseo de la Reforma y París.

Una situación similar ocurre con aquellos que operan vehículos aéreos no tripulados en las cercanías de Ciudad de los Deportes (donde se encuentra la Plaza de Toros y el Estadio Azul) y que está justo por debajo de la ruta de aproximación de los aviones que buscan aterrizar en el AICM.

Además, de acuerdo con el artículo 32 constitucional, es indispensable ser mexicano por nacimiento para desempeñarse como piloto y realizar todos los servicios de practicaje y comandante de aeródromo.

La facilidad de comprar un dron en cualquier centro comercial haría creer que no se deben tener consideraciones especiales para su operación, sin embargo, existen varias normas que se deben cumplir con el objetivo de preservar la seguridad en el espacio aéreo, indicó Salazar Brehm en entrevista con A21.

Es urgente mejorar la regulación de las aeronaves pilotadas a distancia (RPAS, por sus siglas en inglés) en México, pues “de nada sirve una regulación adecuada si no se cumple”.

Por otra parte, la Ley de Aviación Civil estipula que todo los propietarios de un dron están obligados a realizar el registro de la aeronave ante el Registro Aeronáutico Mexicano, tener un seguro para el mismo y contar con una licencia de piloto, entre otras. De incumplir con alguna de estas reglas, serán acreedores a las sanciones correspondientes.

Asimismo, el experto señaló la importancia de mejorar las regulaciones nacionales e internacionales, con el fin de garantizar seguridad con la que operan los vehículos tripulados, pues, según estimaciones de Goldman Sachs, para 2020 pronostica un mercado de oportunidad de 100 mil millones de dólares para el mercado de los drones.

Finalmente, recordemos que a nivel mundial se han dado casos de aeropuertos que tienen que cerrar sus pistas debido a la presencia de drones en los alrededores a las terminales, como ocurrió en Londres (Gatwick), Dublín y Dubái. Salazar Brehm indicó que, recientemente, un vuelo de Aeroméxico tuvo un incidente con uno de estos vehículos en Tijuana, y que dejó abollada la nariz de la aeronave.

Facebook comments