Pasar al contenido principal
23/04/2019

Capacidad de operaciones, el reto de Santa Lucía: IATA

Anli Álvarez Ramirez / Lunes, 4 Febrero 2019 - 20:31
"Si no caben 100 aviones, tendrán que reducir la capacidad a los que quepan" señaló López Meyer

El Vicepresidente de Seguridad Aérea de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), advirtió que el gran reto de la propuesta planteada por el Gobierno federal de sostener un sistema aeroportuario en donde interactúen el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México(AICM), el de Toluca y la basea aérea militar de Santa Lucía, no está en la posibilidad sino en la capacidad máxima de operaciones que se lograrían sin comprometer los índices adecuados de seguridad.

"De por sí ya es compleja la interacción entre el AICM y Toluca, ya Seneam (controladores) tiene que hacer un muy buen trabajo de coordinación ahí. El reto de tener tres aeropuertos es la administración del espacio aéreo en términos de la capacidad que vamos a lograr. Es decir, si no caben 100 aviones (ejemplo) no caben, y entonces tendrán que reducir la capacidad a los que quepan", expresó en entrevista exclusiva con A21, Gilberto López Meyer, Vicepresidente de Seguridad Aérea y Operaciones de Vuelo de la Safety and Flight Operations (SFO) de la IATA.

El representante del organismo en materia de seguridad, señala que los estudios para la reconfiguración del espacio aéreo mexicano pueden tomar meses o años, así que deben comenzarse lo antes posible.

En cuestión de navegación aérea, existe el  estudio PROYECTO MEX/13/801, realizado por la Dirección de Cooperación Técnica de la Organización de Aviación Civil Internacional en 2013, el Aeropuerto Internacional de Toluca se descartaba como solución a la saturación debido a la cercanía (67 kilómetros por tierra) con el AICM. Esto implicaba dificultades en la coordinación de operaciones y un riesgo en términos de las trayectorias de entradas y salidas.

Toluca se ubica a 8 mil 530 pies sobre el nivel del mar (se usa esta unidad de medida por ser la de referencia en el sector aeronáutico), una altitud que, con la climatología de la zona favorece la formación de neblinas a lo largo del cuarto trimestre del año, es decir, el aeropuerto de Toluca permanece con neblina durante 40 días en promedio, lo cual también complica el hacer planes de operaciones conjuntas.

Análisis realizados por el Colegio de Pilotos Aviadores de México señalan, entre diversas dificultades, la orografía que hay alrededor de las tres terminales. Por ejemplo la Sierra de Guadalupe al encadenarse entre la CDMX y el Estado de México representa dificultades para las aproximaciones que se planeen para la Base Militar de Santa Lucía.

López Meyer resaltó que se deben involucrar a todos los participantes del sistema para establecer cuàl es el número real de operaciones que puede sostener nuestro sistema aeronáutico.

“Un reto tan complejo como este no funciona si no se toma en cuenta a los involucrados: los aeropuertos, los servicios de tràfico aéreo, las aerolíneas, la autoridad aeronáutica, es decir todos, dijo el representante de IATA.

Facebook comments