Pasar al contenido principal
18/11/2018

4-0: Bombardier golea a Boeing en disputa comercial

Rodrigo Anaya / Viernes, 26 Enero 2018 - 15:37

Este viernes, un panel de la Comisión Internacional de Comercio (ITC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos determinó por unanimidad desechar la tarifa de importación a los aviones de la Serie C de Bombardier, en una clara victoria para Canadá dentro de la disputa comercial que sostiene con su vecino del sur en la actualidad.

Los cuatro representantes de la ITC votaron a favor de Bombardier para cancelar proceso iniciado por el gobierno estadounidense y a través del cual se buscaba gravar la venta de aviones del fabricante canadiense, esto con base en una serie de alegatos que realizó Boeing por supuestas prácticas de dumping.

En un comunicado, Bombardier se congratuló por este fallo, al que calificó como "una victoria para la innovación, la competencia y la legalidad".


Por su parte, Delta Air Lines –que tiene una orden de 75 unidades CS100 con el fabricante canadiense– emitió un breve pronunciamiento en el que reiteró su crítica a Boeing por su intento de "privar a los viajeros estadounidenses de los modernos aviones de 110 asientos, sin ofrecer una alternativa viable" a cambio.

El fabricante estadounidense argumentaba que Bombardier había recibido subsidios gubernamentales que cubrieron las pérdidas financieras del proyecto de desarrollo de los aviones de la Serie C, y así cotizarlos en precios más bajos.

Desde el punto de vista de Boeing, esto afectaba directamente la venta de sus aeronaves modelo 737 en el mercado de capacidad media.

En respuesta, el equipo legal de Bombardier arguyó que los aviones de la serie C no están dentro de la misma categoría, debido a que los 737 son más grandes en términos de capacidad y fuselaje.

Asimismo, la defensa propuso que, si el fallo de la ITC se resolvía en favor de Boeing, entonces se tenía que expandir la categorización de equipos de mediana capacidad para incluir las aeronaves E2-192 de Embraer. Algo que claramente iría en contra de los intereses de Boeing, dada su pretensión de aliarse con el fabricante brasileño.

Además, con el fin de mitigar esta tarifa, Bombardier vendió un porcentaje de la operación de la Serie C a Airbus, para que el fabricante europeo lleve a cabo cabo una etapa de ensamblaje en su planta de Mobile, Alabama.

En su momento, una investigación anti-dumping del Departamento de Comercio de la Unión Americana había determinado una tarifa de más del 300 por ciento a cada avión de la Serie C que se vendiera en suelo estadounidense.

No obstante, esta decisión se derogó ante el fallo del ITC, que bloqueó la imposición de este arancel.

Cabe resaltar que Boeing aún podrá apelar esta resolución ante la Corte de Comercio Internacional de los EU.

Facebook comments