Pasar al contenido principal
17/11/2019

Fijan arancel de 220% a aviones Bombardier en EU

Rodrigo Anaya / Miércoles, 27 Septiembre 2017 - 19:23

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos propuso tarifas punitivas a la compra de aviones de la serie C de Bombardier, que serían gravadas con un impuesto de importación de 219 por ciento.

Aunque esta medida no se concretará sino hasta el próximo año, el fabricante aeroespacial estadounidense Boeing se congratuló por esta decisión, a la que consideró una muestra fehaciente de que la armadora canadiense recibió subvenciones gubernamentales que distorsionaron la competitividad en el mercado de aviación regional.

Esta resolución tiene como antecedente una denuncia de contra de Bombardier por haber recibido subsidios ilegales por por parte de los gobiernos de Canadá y Gran Bretaña para su programa de desarrollo de los aviones de la serie C.

Según Boeing, estos equipos se vendieron por debajo de su precio comercial. Baste recordar la orden de 74 aviones serie C emitida por Delta Air Lines el año pasado, con un valor de más de 5 mil 600 millones de dólares.

Consecuentemente, este pedido corre el peligro de ser cancelado ante el aumento no previsto de costos para hacer llegar dichas aeronaves a suelo estadounidense.

Asimismo, la línea de ensamblaje se vería comprometida, lo que podría causar despidos masivos por parte de Bombardier, sin mencionar cuantiosas pérdidas económicas.

La serie C es la respuesta de Bombardier para competir con Boeing y Airbus en el mercado de jets de mediano alcance.

Se estima que el programa de desarrollo de estas aeronaves costó 5.4 mil millones de dólares, inversión que en un momento dado puso en riesgo la estabilidad financiera de la compañía.

Reacciones

En respuesta a esta resolución, Michael Fallon, secretario de defensa del Reino Unido, advirtió a Boeing sobre una posible modificación a sus contratos de defensa con la mancomunidad en el futuro.

Esta postura fue apoyada con comentarios de Theresa May, primera ministra del Reino Unido, así como de su homologo canadiense, Justin Trudeau.

Adicionalmente, Chrysta Freeland, ministra exterior de Canadá, señaló que buscarán proteger a los trabajadores de su país en contra de medidas proteccionistas.

Un reporte del diario The Financial Times sugiere que esta decisión podría causar una guerra arancelaria entre Estados Unidos y Canadá, tensando aún más la relación comercial entre ambos países en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Facebook comments