Pasar al contenido principal
20/04/2019

Ethiopian Airlines defiende sus protocolos y entrenamientos

Redacción A21 / Domingo, 24 Marzo 2019 - 21:41
Todos los pilotos de Ethiopian tenían conocimiento de las diferencias que FAA y Boeing señalaron entre el 737 NG y el MAX

Mientras continúa la investigación por el accidente del Boeing 737 MAX 8, Ethiopian Airlines defendió sus procesos de capacitación, recalcando que sus pilotos completaron y aprobaron los entrenamientos recomendados por Boeing y la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos.

Por medio de redes sociales, la compañía etíope respondió a diversos artículos publicados por los diarios norteamericanos, The New York Times y Washington Post, quienes han cuestionado decisiones tanto del fabricante como del regulador relacionadas con el diseño del software MCAS y la certificación del mismo, al tiempo de minimizar la necesidad de capacitación de pilotos.

“Ethiopian refuta todos los “alegatos” en el artículo del Washington Post fechado el 21 de marzo (…) Éstas son difamaciones sin evidencia, recopilados de fuentes desconocidas y poco confiables para desviar la atención de la puesta a tierra global del B737 MAX” señaló la aerolínea en un comunicado.

Luego de que los diarios New York Times y Washington Post informaran que uno de los pilotos no estaba bien capacitado en el simulador del 737 MAX, la empresa estatal mencionó que su personal había completado la recomendación del fabricante y la FAA aprobó el entrenamiento de diferencias entre el B-737 NG y el B-737 MAX antes de la fase de entrada a su flota.

El accidente ocurrido el 10 de marzo ha puesto el foco de atención en la aerolínea africana; ahora se somete a una revisión de sus operaciones regionales y globales, a sus planes de expansión, a sus planes a la inversión privada y cuestionar su relación con Boeing.

De igual forma, recientes reportes señalan que Boeing cobraba aparte para instalar ciertas medidas extra de seguridad en sus aviones MAX, como una luz de discrepancia que, con un costo de 80 mil dólares, informa a los pilotos si el MCAS está recibiendo información contradictoria. Como consecuencia de ambos accidentes, la empresa estadounidense instalará esta luz de forma obligatoria

Facebook comments