Pasar al contenido principal
22/10/2019

FBI se unirá a investigación del 737 MAX

Redacción A21 / Miércoles, 20 Marzo 2019 - 16:09
Ayer el Departamento de Transporte anunció una auditoría al proceso de certificación del 737 MAX

La Oficina Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) se ha unido a la investigación de la certificación de la familia de aviones 737 MAX de Boeing, anunció el medio estadounidense The Seattle Times.

El organismo investigará el proceso de certificación que aprobó la seguridad de la familia MAX, especialmente del software MCAS, especialmente desarrollado para estos aviones y que automáticamente baja la nariz de la aeronave en caso de sentir que el Ángulo de Ataque es muy elevado.

Recordemos que ayer, el Departamento de Transporte (DOT) de Estados Unidos anunció una auditoría a la certificación del 737 MAX por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA), la cual fue otorgada en 2017.

El domingo 10 de marzo, el vuelo ET302 de Ethiopian Airlines cayó poco después de despegar de Addis Abeba, lo que significó el segundo accidente para la familia MAX en menos de cinco meses, tras una situación similar ocurrida en Indonesia con el vuelo JT610 de Lion Air.

La información preliminar extraída por la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación (BEA, por sus siglas en francés) apunta a que en ambos accidentes hubo una causa común: el software MCAS.

Desde entonces, todos los países y aerolíneas que contaban con flotas de estos aviones prohibieron sus operaciones hasta que se esclarezcan las causas de los accidentes y Boeing desarrolle una actualización  a su software.

Las investigaciones criminales por parte del FBI en la industria de la aviación son raras, señaló Steve Miletich debido a la probabilidad de que las empresas y organismos involucrados no sean tan transparentes en la entrega voluntaria de sus datos debido al temor de repercusiones legales.

La última vez que el FBI se vio involucrado en una investigación como ésta fue en el 2000 cuando buscó evidencia de irregularidades de mantenimiento por parte de Alaska Airlines. El caso cerró sin cargos criminales.

Facebook comments