Pasar al contenido principal
23/03/2019

Vacío legal deja anclado en Irán un B737 de Norwegian

Redacción A21 / Lunes, 17 Diciembre 2018 - 10:28

El pasado viernes, y mientras transitaba la ruta de Dubái a Oslo, un Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea Norwegian tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de Shiraz, ubicado en la zona centro-sur de Irán, debido a un problema con uno de sus dos motores.

Antes del aterrizaje, los pilotos del equipo matrícula LN-BKE desactivaron el motor 1 debido a una falla asociada con el aceite de la turbina. Cabe señalar que Norwegian recién recibió la aeronave en octubre de este año.

Ante la emergencia, Andreas Hjørnholm, gerente de Comunicaciones de Norwegian en Dinamarca, declaró que los viajeros fueron atendidos dentro del aeródromo y que se envió un avión a la República Islámica de Irán para llevar a los usuarios a su destino:

“Los pasajeros están ahora en la terminal, tienen comida y bebidas; tenemos miembros de la compañía que hablan iraní, por lo que es afortunada esta situación. Esperamos enviar un avión a Shiraz más tarde, para llevar a los pasajeros varados a casa”, explicó el directivo en su momento.

En efecto, los pasajeros varados en Irán, llegaron a Oslo el domingo, luego de un vuelo que incluyó una parada técnica más, en Varsovia, para recargar combustible.

Si bien no se reportaron heridos o lesionados, la compañía noruega no está familiarizada con las leyes culturales iraníes, además de que cayó en una especie de vacío legal, debido a los conflictos económicos y políticos que tiene el gobierno iraní con Estados Unidos (lugar de origen del avión).

Parte de lo que dictan las sanciones establecidas es la prohibición en importaciones de piezas de repuesto para los aviones de Airbus y Boeing a Irán, ya que cualquier cosa que tenga 10% o más de tecnología estadounidense requiere licencia del país norteamericano.

Por lo tanto, si Norwegian necesitara una refacción en su aeronave, se vería imposibilitada de importar una pieza estadounidense a territorio iraní, salvo que el Gobierno de Donald Trump otorgara un permiso especial.

Cabe señalar que no hay instalaciones de mantenimiento establecidas en Shiraz o sus alrededores, por tanto, el avión de bandera noruega deberá permanecer en dicha terminal.

Facebook comments