Pasar al contenido principal
17/12/2018

¿Es cierta la “inminente” erupción de otro volcán islandés?

Redacción A21 / Martes, 25 Septiembre 2018 - 16:31

Con la erupción del volcán Eyjafjallajökull en la memoria reciente, medios en Europa hicieron eco de un estudio realizado por científicos de la universidad de Leeds, con énfasis en la “inminente” explosión de otro gigante islandés, el Katla, que podría colapsar al transporte aéreo transatlántico.

Pero, ¿qué tan ciertas son las amenazas de este volcán “a punto de estallar”, así como de que ello derive en una interrupción del tráfico aéreo tan grave como la de 2010?

De acuerdo con la doctora Evgenia Ilyinskaya, autora en jefe del estudio, entre otros datos, lo que los investigadores expusieron fue la composición geológica del Katla, así como las veinte erupciones que ha experimentado el volcán en los últimos mil cien años; Sin embargo, nunca señalaron que una erupción futura fuera inminente.

“Nuestro nuevo estudio del volcán Katla en Islandia recibió un interés significativo por parte de los medios, lo que es genial. Sin embargo, un efecto colateral indeseado es que los medios pueden exagerar los resultados científicos”, escribió Ilyinskaya en su cuenta de Twitter.

Lo que sí es cierto es que las erupciones de este volcán pueden generar columnas de ceniza que pueden afectar al tráfico aéreo. La última vez que el Katla estuvo en actividad fue en 1918, y en ese año creó una columna de hasta 14 kilómetros de altura, por lo que está en constante monitoreo.

Cuando el Eyjafjallajökull entró en erupción en 2010, fue responsable de la cancelación de vuelos más grande desde la Segunda Guerra Mundial, con pérdidas totales para la industria –durante los seis días y medio que los cielos europeos estuvieron cerrados– de casi mil 700 millones de dólares, de acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

En aquella ocasión, más de 95 mil vuelos en toda Europa fueron cancelados y hubo afectaciones a 107 mil vuelos durante un periodo de ocho días, lo que impactó al 48% del tráfico aéreo total en esas fechas y dejó varados a alrededor de 10 millones de pasajeros.

Facebook comments