Pasar al contenido principal
15/10/2018

Desiste Emirates: no aterrizará en el AICM

Redacción A21 / Jueves, 20 Septiembre 2018 - 18:34
Solicitó al aeródromo la cancelación de slots; falta el aval de DGAC

Emirates solicitó la cancelación de horarios para operar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), lo que echaría por tierra los planes tanto de la aerolínea como del gobierno mexicano de establecer conectividad directa con Oriente Medio.

Tras una consulta de A21, un portavoz del aeródromo capitalino confirmó que la aerolínea árabe realizó dicha solicitud en días recientes, y que no sería sino entre mañana viernes y la próxima semana cuando la autoridad aeronáutica dará su aval a esta petición.

Un reporte de Expansión mencionó que el AICM otorgó franjas horarias (slots) a Emirates solamente para operar tres frecuencias a la semana, siendo que la empresa aérea tenía planeado implementar vuelos diarios.

La fallida ruta Dubái-Ciudad de México con escala en Barcelona estaba amparada bajo la quinta libertad del aire (que otorga el derecho a aterrizar en un país tercero), establecida en sendos convenios bilaterales suscritos por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con los gobiernos español y mexicano.

Fracaso anunciado

Fue en mayo pasado cuando la compañía emiratí hizo de conocimiento público que comenzaría a operar esta ruta a finales de 2018, lo que provocó las protestas de Aeroméxico y el Colegio de Pilotos quienes pidieron a la autoridad suspender este vuelo.

Aunque en un primer momento Anko Van der Weff, director ejecutivo de Ingresos, señaló que Aeroméxico no tenía miedo a la competencia “ni de Emirates ni de nadie”, el 16 de mayo la línea aérea del caballero águila desistió de implementar su servicio entre la CDMX y la ciudad catalana.

Como base de esta decisión, la compañía argumentó que Emirates incurre en “competencia desleal” al recibir subsidios y facilidades gubernamentales por parte del emirato, que le permiten ofrecer tarifas de vuelo más bajas en los mercados en los que opera.

Pero el conflicto no terminó ahí, ya que Aeroméxico se amparó contra la empresa árabe.

No obstante la polémica –y como A21 lo informó–, hasta julio pasado ni la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ni la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) habían emitido autorización alguna para que una aerolínea nacional o extranjera operara entre México y Barcelona.

De confirmarse la cancelación, prácticamente se pondrá punto final al acuerdo aéreo bilateral México-EAU pues los derechos de tráfico entre ambos países vencen en diciembre próximo.

Facebook comments