Pasar al contenido principal
27/05/2018

LATAM Airlines manda Dreamliner a un deshuesadero

Rodrigo Anaya / Martes, 13 Febrero 2018 - 15:54

Ante los problemas técnicos recurrentes en las turbinas Trent 1000 fabricadas por Rolls-Royce, LATAM Airlines cesó operaciones de una cuarta unidad de su flota de 10 Boeing 787-8 Dreamliner equipados con estos motores. El avión fue a parar al aeropuerto de Victorville, en Estados Unidos, uno de los más grandes sitios en el mundo para el almacenamiento de aeronaves fuera de servicio.

De acuerdo con un reporte de Airline Watch, la semana pasada la aerolínea sudamericana trasladó su unidad matrícula CC-BDD hasta el aeródromo californiano, ante especulaciones de un daño severo por la vibración excesiva de los motores.

No obstante, representantes de LATAM recalcaron que el B787-8 fue enviado para ser revisado y reparado in situ por técnicos de Boeing, y que el retiro de servicio sólo es temporal.

Sin embargo, la puesta en tierra podría tomar más tiempo del esperado debido a que Rolls-Royce tiene un gran volumen de reparaciones pendientes.

En lo que va de este año, LATAM ha enviado una unidad 787-8 a Victorville por los problemas con las turbinas, aunque sus operaciones de larga distancia aún no han resultado afectadas pues durante enero creció 4.4 por ciento en su volumen de pasajeros internacionales.

Problema recurrente

Durante el año pasado, diferentes aerolíneas sufrieron afectaciones en su operación de Dreamliner por las fallas en los Trent 1000.

Por ejemplo, en diciembre, dos vuelos de Air New Zealand operados con equipos B787-9 fueron abortados después de despegar.

La línea aérea neozelandesa decidió entonces cesar operaciones de sus cuatro aviones 787, con la consecuente cancelación de varias de sus rutas internacionales por la falta de aviones con suficiente autonomía de vuelo.

Por su parte, Virgin Atlantic debió firmar un contrato de arrendamiento por cuatro A330-200 para cubrir la temporada de verano del 2018, ante la imposibilidad de utilizar su flota de 787 por la misma causa.

En 2017, Rolls-Royce gastó cerca de 59 millones de libras esterlinas para cubrir los costos adicionales atribuidos a las fallas de turbinas Trent 1000.

Replica de LATAM

En respuesta a estos reportes, LATAM envió una declaración oficial a A21 para confirmar que el avión B787-8 (registro CC-BBD) efectivamente se encuentre en las instalaciones de mantenimiento de Boeing en Victorville, donde se le realizará un mantenimiento programado en sus motores Rolls-Royce Trent 1000 como parte de un programa de actualización proactiva que comenzó en 2016.

“No estamos devolviendo aeronaves ni reduciendo los compromisos de flota. Durante un proceso de mantenimiento, nuestro Boeing 787-8 (registro CC-BBD) ha sido enviado a las instalaciones de mantenimiento de Boeing en Victorville, California (EU), donde lo estará hasta que regrese al servicio.”

No obstante, respecto a la segunda unidad 787-8 (matrícula CC-BBE) que también se translado a Victorville según el mismo reporte de Airline Watch, la linea aérea no comentó al respecto.

Facebook comments